¿El fin de la separación de poderes en Venezuela? En el abismo de la dictadura

La oposición denuncia un “golpe de Estado” contra el Parlamento y el oficialismo acusa a los legisladores de desconocer las decisiones del Poder Judicial.

“Mientras persista la situación de desacato de la Asamblea Nacional, esta Sala Constitucional garantizará que las competencias parlamentarias sean ejercidas directamente por esta Sala o por el órgano que ella disponga, para velar por el Estado de Derecho”.

Es el inicio de dificultades mayores para Venezuela, hacia una era de represión, enfrentamiento, impunidad, y en suma de absoluta dictadura.

El más reciente “asalto” en esta pelea se produjo este jueves a raíz de una sentencia de la Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) en la que esta anunció que asumirá todas las competencias correspondientes a la AN, cuyas actuaciones considera nulas por encontrarse en una situación de “desacato” a sentencias anteriores del propio tribunal.

Desde hace más de 10 años se daban visos de ese camino que recorría el país rumbo al abismo de la falta de libertades, la persecución y la impunidad. Hoy todos, dentro y fuera de las fronteras, pueden decirlo sin matices: Venezuela es una dictadura y el chavismo hará todo lo que esté a su alcance —evitar elecciones, controlar la justicia y criminalizar la oposición— para mantener el poder.

Pero, ¿es posible que en un régimen democrático el Poder Judicial asuma de forma genérica e indefinida todas las funciones del Poder Legislativo? ¿Qué implicaciones puede tener esto para la separación de poderes consagrada por la Constitución de Venezuela?

 

 

Fuente: W Radio & El Colombiano