¿Tasa de seguridad? Un cobro de la Gobernación del Valle en sus recibos de Servicios Públicos

Desde hace dos semanas se viene realizando una fuerte campaña en contra de la tasa de seguridad implementada por la Gobernación del Valle, lo que ha generado posiciones encontradas entre los contribuyentes.

En dialogo con El País, Noralba García, secretaria de Seguridad del Valle, da claridad sobre la tasa. También revela cómo afrontará los brotes de inseguridad suscitados por disidentes de las Farc en Jamundí y da a conocer porqué la bahía de Buenaventura estaba, hasta hace poco, “ciega” en materia de seguridad marítima.

 

Le voy a hacer la misma pregunta que le hice al Alto Consejero de Seguridad de Cali. ¿A usted la han robado en algún momento en Cali o el Valle del Cauca?


Hace mucho tiempo fui víctima de la llamada millonaria. Cayó la empleada, se dejó convencer y pasaron los esquemas de seguridad del edificio. Allí uno se da cuenta que cuando se cometen este tipo de ilícitos le hacen a uno primero inteligencia. Afortunadamente mi esposo logró detener el delito. Cuando fui a la Fiscalía a contar el caso, me dijeron: “¡Usted también cayó!”.

¿Y para usted cuál es el Municipio del Valle más golpeado por la inseguridad?

Depende de la percepción. Si usted habla de Buenaventura todo el mundo le siente temor. Pero cuando se miran los indicadores, Buenaventura, en estos momentos, es uno de los municipios más seguros del Valle. Acabamos de pasar 31 días sin homicidios y bajó la extorsión.

 

Entonces, ¿qué municipio le preocupa en el Valle?


Los del centro y norte del Valle y Cali. Hablamos de La Unión, Roldanillo, Cartago. De alguna manera el comportamiento de los homicidios en estas zonas implica tomar decisiones frente a otras estrategias. Es decir, de orden público, que tienen que ver con fuerza militar acompañada de justicia y un plan de convivencia.

 

¿Cuál es la modalidad de crimen que está azotando a estos municipios?


Es la disputa territorial de la delincuencia, más que todo problemas de narcotráfico.

Hablemos de la tasa con la que se busca financiar gran parte del programa de seguridad del Valle y que ha sido cuestionada. Desde algunos sectores vienen impulsando que se retire el cobro de la factura de energía….

Aquí tenemos que diferenciar el debate de la tasa. Si es una decisión a nivel de campaña política o en realidad es un debate frente al tema de seguridad en el Valle.

Tambien te puede interesar  Aumento de Cesáreas en Colombia se vuelve fenómeno social

 

Explíquenos, al detalle, la tasa…


El Valle no tenía recursos en el Fondo de Seguridad. Solo se apalancaban $1000 millones. Por eso nos asesoramos con Mindefensa y adoptamos una tasa que existe desde el año 2010. El Valle la adoptó desde agosto del año pasado y se priorizó para darle movilidad a las fuerzas militares en los corredores viales. Con esos recursos también se construirá el Centro de Emergencia y Seguridad que operará en Buga, entre otros proyectos.

 

¿En qué han invertido lo recaudado por la tasa?


Cubrimos corredores seguros, como el de la Vía al Mar. Allí existe un batallón de alta montaña que necesitaba vehículos para operar.

 

En términos de dinero, ¿cuánto han invertido de esta tasa?

Más de $5000 millones este año. Con esto se dotó el Batallón de Alta Montaña de Felidia, incluido el acceso a Calima.

 

¿Y no son suficientes los recursos nacionales para estos batallones cuando un gran rubro del presupuesto del país va para ellos?


No son suficientes porque necesitamos crear operaciones adicionales. Por eso necesitamos efectividad en la movilidad y en la reacción del Ejército y la Policía.

 

¿Cuánto paga un caleño, en promedio, por esa tasa?

El estrato cuatro el 1 %; los estratos cinco y seis el 2 %. Esto sobre el consumo de energía. Los estratos comerciales e industriales pagan el 1,7%; el oficial el 1 %. Por ejemplo, una usuaria que se retiró pagaba $1023 en algunos meses.

¿Y usted cuánto paga al mes por la tasa?

Yo soy estrato 6 y pago $1900.

¿Cuánto han recaudado?


Aspiramos a recaudar este año $14.000 millones y actualmente llevamos $6700 millones.

La duda que se genera, en torno a la tasa, es sí es obligatoria u optativa…

Es un tributo amparado por la ley. Es legal cobrarlo y el contribuyente está obligado a pagarlo.

¿Y si no se paga?


La Gobernación inicia un proceso administrativo de cobro donde se tienen que enviar la liquidación al contribuyente y este tiene que ir a la Gobernación y buscar la forma de pagar.

Tambien te puede interesar  El fracaso del Plan Pazcífico

 

¿Cuántas personas se han retirado del modelo de cobro -a través de la factura de energía-?


Han solicitado el retiro siete personas y tres empresas.

 

¿Actualmente la tasa se cobra?


Sí. Yo quiero dejar algo muy claro: la comunidad puede retirar el cobro del recibo de servicios públicos, pero eso no significa que se está exonerando del pago de la tasa.

 

¿En qué se invertirán los recursos de la tasa?


Instalaremos 131 cámaras de seguridad en el departamento con las que esperamos cubrir las entradas y las salidas de los municipios con problemas de seguridad. Ya entregamos 10 camionetas, 17 motos especiales. A la Policía Metropolitana se le entregó tres CAI Móviles, con ellos estamos fortaleciendo Candelaria, Yumbo y Jamundí. Los municipios de La Cumbre y Vijes tienen un grupo de reacción con motos y camionetas (…) Pero el gran proyecto es el Centro de Emergencia y Seguridad del Valle, ya sacamos a estudios los diseños de esa obra.

 

¿Cuánto aportan los caleños a esta tasa? Ya que se pensaría que la mayoría de personas de estratos altos del Valle habitan en Cali…

Cerca de $800 millones mensuales.

 

¿Cali cómo se verá beneficiada?


Además de fortalecer los corredores de seguridad de la Vía al Mar, la Policía nos pidió que acompañáramos la construcción de la mega estación de Policía de El Diamante. Esta obra costará $6000 millones. Se empezará a construir el próximo año. Tendrá alojamiento para 90 agentes y cubrirá una zona que tiene problemas de seguridad para Cali. Además, la Gobernadora pidió que se dotara al Estadio Pascual Guerrero de cámaras con reconocimiento facial, detectores de metales, entre otros elementos tecnológicos de seguridad.

 

¿Cuál será el modelo que aplicarán para la seguridad del Estadio Pascual Guerrero?


Tendrá de todo. Cámaras de seguridad para videovigilancia no solo para el interior del escenario sino también para los alrededores. Son cámaras con programas muy potentes que permiten identificación facial, así como las placas de los vehículos. Estarán conectadas con la plataforma de la Sijin. La idea es que el Pascual Guerrero sea una zona deportiva segura.

 

Sabemos que usted está trabajando junto con el Ejército en un proyecto especial de seguridad. ¿De qué se trata?


Se trata de un escuadrón de fuerzas urbanas especiales con 60 hombres con los últimos equipos y la última tecnología -tipo Swat, de la policía norteamericana-. Es un grupo de reacción del Ejército, es móvil y es un equipo entrenado para hacer presencia en casos donde se necesite fuerza pública. Esos hombres ya están entrenando, espero que entren a operar el otro año. Montarlo cuesta $3800 millones.

Tambien te puede interesar  Atacante de Estocolmo, pertenecería al grupo islámico ISIS

 

Hablemos de otros temas , ¿cómo están combatiendo los ajustes de cuentas, que son el primer móvil de homicidios en el Valle?


Con una estrategia de inteligencia y activamos un plan de recompensas en las que se han destinado $100 millones.

En Jamundí hay temor por los choques entre grupos disidentes de las Farc y el Ejército…

Tenemos un problema en el corredor hacia el Cauca, específicamente en la zona rural de La Liberia y la vía Timba – Cali, es un sector con cerca de 1000 hectáreas de coca. Estamos trabajando un plan para desmantelar los grupos delincuenciales (…), hay grupos rezagados de las Farc y eso hace parte del acoplamiento del proceso.

 

En los últimos días se conoció de robos a embarcaciones en Buenaventura, ¿cómo están combatiendo esto?


Tenemos varias estrategias. Al interior del Puerto tenemos zonas seguras y gestores de paz, pero además tenemos una zona segura marítima donde recuperamos el radar de Punta Soldado para la vigilancia de ingreso a la bahía. En alta mar se está haciendo inteligencia y activamos las recompensas.

 

¿La bahía de Buenaventura estaba sin radar?


No veían qué estaba pasando allí y por esa zona se mueven más de 3000 embarcaciones. Pero ya organizamos el radar.

¿Y cuánto duró ese radar dañado?


Mucho tiempo. La inversión para recuperarlo fue de unos repuestos. Al principio pensamos en comprar un radar nuevo, pero cuando nos sentamos con la Armada Nacional me explicaron que el radar lo voló la guerrilla y estaba trabajando a medias. Y no sabían cuando los barcos entraban o salían. Se arregló con $150 millones (…) hoy el radar de Punta Soldado también está conectado con la Sociedad Portuaria y es un corredor de seguridad marítima.

 

Fuente: El País