Veda del camarón empieza el 15 de enero en todo el país

Durante dos meses, los pescadores del Pacífico colombiano no podrán pescar (de manera legal) el camarón, debido a que inicia la veda de la especie.

El proceso comenzó con talleres de sensibilización a los pescadores en diferentes ciudades del Pacífico. Esta semana la labor se ha desarrollado en Buenaventura, según indicó Otto Polanco, director general de la Autoridad Nacional de Acuicultura y Pesca, Aunap.

“Aunque no lo parezca, tiene ventajas respetar la veda para la cadena de comercialización, porque nos permite garantizar la preservación de la especie, y por lo tanto, que el negocio sea sostenible en el tiempo”, dijo el funcionario.

Cabe recordar que en enero comienza la época de reproducción y crecimiento del camarón del Pacífico colombiano. Por ello la veda de la pesca del animal comprende a los departamentos de Valle del Cauca, Chocó, Cauca y Nariño.

“La tarea de respetar la veda no es exclusiva para pescadores. Incluye a los comercializadores, supermercados, restaurantes y naturalmente el consumidor final”, afirmó Polanco.

De acuerdo con el funcionario, “si dejamos de capturar durante esos dos meses camarón, llegará luego con buen tamaño y naturalmente se venderá mejor”.

La medida se implementa desde 1988, cuando se hizo la primera veda parcial en el Golfo de Tortuga en el Pacífico, para proteger el camarón blanco. La veda fue exitosa y en 1989 se hizo una en todo el Litoral.

Esta medida ha contribuido a la recuperación de los recursos y ecosistemas que albergan dichas especies, consideradas de los recursos pesqueros más importantes en el país.

Se calcula que en la costa pacífica hay aproximadamente 17.000 pescadores artesanales para quienes esta actividad constituye su fuente de sustento.

El camarón de esta región presenta indicadores de sobreexplotación y por ello la veda anual “resulta indispensable para garantizar la preservación del animal y de la economía de las familias que dependen de él”, aseguró el Director General de la Aunap.

María Elena Restrepo, de la Comercializadora Fresmar (en Alameda), dijo que son conscientes que para esa época no se podrá comercializar el camarón nacional sino el importado.

“Cada pesquera debe tener el documento de importación como prueba de que el camarón que tiene no es nacional”, explicó la señora Restrepo.

Durante el periodo de la veda se permite comercializar las especies de camarón proveniente de importación podrá ingresar por los puertos de Buenaventura y Tumaco. Pero para ello deberá contar con los permisos de las autoridades competentes y los documentos que así lo demuestren.

El camarón cuyo origen sea el Caribe colombiano no está sujeto a las prohibiciones ni al acatamiento de las medidas señaladas, pues no se encuentra vedado. Pero esta clase de animal solo se puede acopiar, procesar, comercializar en áreas diferentes a la zona de influencia de la veda del Pacífico colombiano, es decir, no se puede vender en el Valle del Cauca, Chocó, Cauca y Nariño.

Para verificar que la veda se cumpla, la Aunap tiene previsto hacer una serie de operativos durante los dos meses de la medida, en colaboración de la Policía Nacional, la Armada y la Fuerza Aérea en el Pacífico colombiano.

 

Fuente: El País.