Aceite de almendras para la caspa

El aceite tibio de almendras es buenísimo para la caspa, lo tienes que aplicar con un algodón directamente en el cuero cabelludo y dejarlo reposar por unos treinta minutos. Si es posible cúbrete con una gorra de plástico mientras actúa el remedio y no olvides enjuagar con agua al finalizar el proceso. Este tratamiento casero limpia a fondo el cuero cabelludo, lo deja sin escamas y totalmente libre de caspa. Es recomendable realizarlo solo una vez por semana.

Tambien te puede interesar  David De Gea cubrirá baja de Edwin Van der Saar en arco del Manchester United
Compartir
Artículo anteriorLuce tus cejas
Artículo siguienteEl tamarindo