Amor

Desde le nacimiento  la comida significa además de el pasaje de una sustancia, una forma de comunicarse  entre la madre y el niño. La madre con sus cuidados le está diciendo a su bebé que lo cuida, que le da compañía, contención, amor.

Cuando el bebé siente hambre se angustia, siente que se destruye por dentro y la mamá al brindarle comida lo alivia de ese dolor. El niño se siente tranquilo, protegido y seguro.

En esta etapa de succión-amamantamiento, se pueden satisfacer necesidades afectivas, el bebé adquirirá las primeras sensaciones en conexión con el mundo externo. Para que pueda absorber el alimento de manera adecuada y para desarrollar las funciones cognitivas, lo más importante es el vínculo con la madre y el niño o un sustituto.

Los trastornos cognitivos no solo están ligados a los de alimentación, a la relación con la calidad de la comida, sino que están vinculados con esta relación intersubjetiva, es muy impoortante brindarle alimentación al niño como así también la manera en que se lo brindamos.

Se le puede dar de comer de manera mecánica o con mucha paciencia o con amor y el niño lo percibirá, es todo lo que necesita este niño para crecer sano

Tambien te puede interesar  Protagonistas de nuestra tele capítulo 5: Anika, la trágica historia de sus padres