Bombas de Khadafi vuelven a caer sobre Brega

 

 

La aviación del régimen libio castiga por segunda vez a una ciudad que está cerca de dominar. Las tropas leales avanzan hacia el este e intentan acercarse a Bengasi

"Su supremacía es total. Dispararon desde barcos y controlan el aire", había relatado un médico, testigo de los ataques aéreos a Brega. Khadafi bombardeó la ciudad durante la semana y sus carros de combate impusieron su superioridad con apoyo artillero por mar y tierra. Muchos residentes huyen de la embestida oficial hacia otras regiones.
 
Pero la balanza a su favor no parece suficiente para las tropas leales. Se reportan nuevos ataques de la aviación contra la ciudad. Tras asediar durante varios días al puerto petrolero de Ras Lanuf, las fuerzas leales continúan su avance hacia el este y ahora buscan la supremacía total en Brega, cercana a Ajdabiya.
 
La trinchera de Ras Lanuf y Brega queda a 450 kilómetros al este de Bengasi, principal bastión rebelde y objetivo final del Gobierno. En los planes de Khadafi, Ajdabiya es un paso obligado y necesario, ya que constituye la principal ruta de comunicaciones con la capital provisional del Consejo Nacional de Transición (CNT), con el sur en manos de la insurgencia y con la ruta costera hacia Tobruk.
 
Eso explica los esfuerzos por tomar, primero, Brega. "Nuestros hombres siguen en, al menos, parte de Ras Lanuf", se conformó Mustafa Geriani, vocero rebelde, en diálogo con la agencia EFE. Consideró que los avances y retrocesos en el frente de combate son algo normal en cualquier batalla.
 
Geriani se esperanzó con que el reconocimiento de la Unión Europea al CNT como "interlocutor político válido" surta algún efecto en Libia. "Con el reconocimiento del Consejo Nacional esperamos que la gente abandone a Khadafi", dijo. Por ahora, buena parte de las tropas profesionales se mantienen leales y arrinconan a la insurgencia.

Tambien te puede interesar  La OMS espera los análisis para confirmar o no un brote de cólera en Haití