Camilo no logró el hoyo imposible

El golfista colombiano Camilo Villegas no logró la hazaña del hoyo imposible en Bogotá, pero compartió con sus seguidores. - Colprensa / El País

“El objetivo era meter las bolas al ruedo y se cumplió”, ese fue el balance que hizo Camilo Villegas luego de asumir el desafío del ‘hoyo imposible’ en Bogotá.

Desde el piso 25 del edificio Helm Bank, el hoyo en uno no se logró, pero el espectáculo el paisa le cumplió al público de la Plaza de Toros ‘La Santamaría’, que tuvo la oportunidad de ver al mejor golfista del país probando su precisión.

“Esta es la primera vez que hago algo de este calibre”, fueron las palabras de Villegas antes de hacer su primer lanzamiento. Como en sus apariciones en la PGA, el colombiano se plantó mirando al mítico escenario de toros. Revisó cómo estaba el viento y tuvo en cuenta la elevación del golpe.

Una bola transparente, luminosa, picó en el centro del ruedo para luego hacerlo cerca del ‘green’ y robar el primer aplauso del público. “El primer lanzamiento fue importante para medir que la bola llegaría (…) me puse nervioso pero la malla que protegió al público me tranquilizó”, comentó el antioqueño, número 28 en el ranking mundial, quien con el tema de la altura no tuvo problema porque asumió los 25 pisos “relajado”.

En cada lanzamiento Camilo fue probando. En un par de golpes el viento movió la bola y terminó cayendo alejada del objetivo. El deportista recapituló, analizó de nuevo las 125 yardas de distancia y afinó mejor su puntería.

Tambien te puede interesar  Hombre fallece luego de permanecer internado por un mes en una clínica en Buenaventura

Al final, en el último chance, alcanzó a emocionar una bola que tocó el borde del ‘green’. Villegas siempre la puso en el ruedo, pero el hoyo en uno fue verdaderamente imposible para el colombiano.

“Estoy muy contento, esto fue algo único. Siempre trato de representar bien a mi país y jugar un buen golf”, relató Camilo una vez bajó para sentir el calor de sus compatriotas que siempre lo apoyaron durante la exhibición.

En total fueron 11 tiros de Villegas, uno más de lo programado, una ñapa para Colombia con la suerte igual de esquiva.

Sobre esta parada en Bogotá, para probar su talento, el paisa reveló que “en un principio dije que era muy difícil, pero me animé a realizarlo”. Así selló su participación Camilo Villegas: entre juegos, desafíos, rifas de bolas, gorras y autógrafos con un “aunque vivo en el exterior mi corazón está en Colombia”.