El cuidados de la cutícula

La cutículas son muy delicadas, y es que son muy sensibles a los cambios de temperatura, al exceso de agua y al contacto con productos abrasivos, como detergentes, pinturas, etc. Además de usar tu crema habitual de manos para que tus cutículas no se maltraten, prepara este remedio que te ayudará a cuidarlas:

ingredientes:    * 1 cucharada de aceite de oliva, 1 cucharada de aceite de vitamina E (lo consigues abriendo una capsulita)

Mezcla los dos aceites (si prefieres puedes calentarlos; eso sí, para usarlo, el aceite debe estar tibio, nunca caliente).

Mete los dedos en agua tibia. Luego, con la mezcla, masajea tus cutículas y uñas. Déjate el aceite unos minutos para que penetre mejor.