Expulsan del ejército a un teniente porque su homosexualidad “denigra” la institución

Osvaldo Brandao Sayd, un militar con rango de coronel, ha sido expulsado del Ejército brasileño por homosexual. Según el Alto Tribunal Militar que lo ha juzgado, con su orientación sexual Brandao “denigró” a las fuerzas armadas del país.

“Si bien la Constitución prohíbe la discriminación, tampoco permite libertades que denigran la imagen del ejército”, reza el fallo del tribunal que decretó finalmente su expulsión, según recoge la cadena de noticias BBC.

El militar, de 45 años, confesó ante sus jueces haber mantenido una relación sexual con un soldado en 2006. Sin embargo, aseguró que el encuentro se había producido en su propia casa y no el cuartel militar donde trabajaba en Curitiba, al sur del país como indicaba la acusación.De acuerdo con el tribunal, la noticia del hecho “causó reacciones negativas” en la opinión pública, que eran “incompatibles con el decoro militar”.

Condenado por pederastia en 2005

Las reacciones a la polémica sentencia no se han hecho esperar. La ministra María Elizabeth Rocha, la primera mujer en ocupar un cargo en el tribunal militar, defendió a Brandao Sayd y aseguró que la homosexualidad está perseguida en las Fuerzas Armadas.

“Quien está en contra de la homosexualidad en la vida militar asegura que afecta a la eficacia de las fuerzas armadas, que da origen al asedio, a la transmisión del SIDA y a la falta de cohesión”, criticó Rocha. En 2005 los tribunales ya habían condenado a Brandao Sayd a dos años de prisión por un cargo de pederastia.