Golpe de Estado en Egipto

Las Fuerzas Armadas egipcias anunciaron que el presidente del Tribunal Constitucional Supremo asumirá provisionalmente este jueves la Presidencia de Egipto, en lugar de Mohamed Morsi, tras suspender la Constitución del país temporalmenteAsí lo anunció el jefe del Ejército, Abdel Fatah al Sisi, en un discurso televisado a la nación que provocó una explosión de júbilo en la plaza Tahrir.

 

Además, se formará un comité de expertos para enmendar la Constitución, según el plan trazado por Al Sisi, que estaba rodeado por líderes políticos además del jeque de la institución islámica de Al Azhar, Ahmed Tayeb, y el papa copto, Teodoro II. Al Sisi dijo que el discurso a la nación que ofreció ayer Morsi "no respondió a las demandas del pueblo", después del ultimátum de 48 horas que le había dado el Ejército, por lo que las Fuerzas Armadas han decidido abrir consultas con representantes de las fuerzas nacionales.
El presidente de la Corte Constitucional administrará la etapa interna y convocará elecciones presidenciales anticipadas, dentro de la hoja de ruta acordada por el Ejército con las fuerzas del país. El presidente tendrá todo el poder para hacer declaraciones constitucionales y para designar a un jefe de Gobierno con prerrogativas, dijo Al Sisi.

"Hacia la reconciliación nacional"

El representante del opositor Frente 30 de Junio, Mohamed el Baradei, calificó la hoja de ruta como un "paso hacia la reconciliación nacional". El Baradei, que acompañó al jefe del Ejército y a líderes religiosos en la presentación de su plan, aseguró que "se corrige así la Revolución del 25 de Enero", que derrocó a Hosni Mubarak, y se responde a las demandas del pueblo egipcio.

El jeque de la institución islámica de Al Azhar, Ahmed al Tayeb, consideró que con esta iniciativa el dividido pueblo egipcio podrá "tender puentes", mientras que el papa copto, Teodoro II, dijo que la hoja de ruta se ha aprobado para "resolver el actual callejón sin salida".

El partido salafista Nour ha anunciado que la formación ha participado en la redacción de la 'hoja de ruta', según ha informado su portavoz, Nader Bakkar, a través de Twitter. 

Rechaza su derrocamiento y pide no responder

El hasta ahora presidente de Egipto, Mohamed Morsiha rechazado su derrocamiento, y ha subrayado que la decisión de las Fuerzas Armadas es igualmente rechazada "por todos los hombres libres del país". Además, denunció el "golpe" y pidió a los altos mandos militares y a los soldados cumplir con la Constitución y la ley y no responder a él.

Minutos antes, Morsi había mostrado su intención de conseguir un gobierno de unidad nacional y recalcó que no iba a renunciar "de forma humillante" a su patria, su legitimidad y su religión. "Que sepan nuestros hijos que sus padres y abuelos fueron hombres que no aceptan la injusticia", afirmó en Facebook. 

Denuncia de los Hermanos Musulmanes

Los Hermanos Musulmanes han denunciado que supone un "golpe de Estado militar" quedevolverá el "despotismo" al país. "Los estudiosos islámicos condenan el golpe de Estado y reafirman la necesidad de respetar al presidente electo. Los símbolos de un régimen difunto están volviendo a la sociedad a expensas de la sangre de los mártir del 25 de enero", ha criticado, en referencia al inicio de las protestas en 2011 contra el expresidente Hosni Mubarak.

Miles de seguidores del hasta ahora presidente egipcio han comenzado a concentrarse en la noche del miércoles frente a la Universidad de El Cairo para protestar contra el Ejército tras su decisión de suspender la Constitución y poner al Tribunal Constitucional al frente de la Presidencia. Los alrededores de la universidad fueron foco de unos enfrentamientos durante el martes entre seguidores y detractores de Morsi que se saldaron con al menos 18 muertos y 367 heridos.

20minutos.es