Indignados de España abandonarán la Puerta del Sol

Noticias de Actualidad, Internacional | Buenaventura en línea

Luego de un debate de cuatro horas, los organizadores de las protestas decidieron levantar este domingo el campamento que mantienen en el centro de Madrid. El 11 de junio realizarán una nueva manifestación

Los manifestantes que ocupan desde mediados de mayo la plaza madrileña de la Puerta del Sol decidieron, la noche del martes, levantar el próximo domingo su campamento, convertido en un símbolo de un movimiento de contestación alternativo inédito en España.
 
Después de debatir durante cuatro horas en una asamblea general, hubo consenso en cuanto a levantar la aldea de carpas que ocupa actualmente la plaza, en pleno corazón de Madrid.
 
"El campamento es una herramienta, no un fin en sí mismo", señala el texto aprobado, con algunos matices, por las 17 comisiones que forman el movimiento de lo "indignado" y que fue presentado a la asamblea general.
 
Los manifestantes también se comprometen a continuar con su movimiento, con una serie de eventos previstos para las próximas semanas.
 
Los "indignados" van a realizar varias manifestaciones a escala nacional, entre las cuales una el 11 de junio, día de la investidura de los alcaldes tras las elecciones del 22 de mayo, antes de una movilización en todo el país el 19 de junio.
 
Fueron necesarios días de debates y asambleas aplazados para que los jóvenes "indignados" decidan finalmente desmantelar el campamento, con el riesgo de que su movimiento se debilite, pese a que tiene un amplio apoyo de la opinión pública.
 
Por la noche, sólo decenas de manifestantes seguían acampando, tres semanas después de las manifestaciones de varias decenas de miles de personas en la Puerta del Sol, para protestar contra las consecuencias de la crisis o los excesos del capitalismo.
 
El movimiento, transmisor de la angustia de millones de españoles en el desempleo (21,29% de la población activa) y de la precariedad social, busca un segundo impulso.
 
En Barcelona, los manifestantes discutían todavía este martes si mantener o no la acampada nocturna en la céntrica Plaza de Catalunya.
 
El movimiento, convocado a través de las redes sociales, se propagó desde el 15 de mayo por todas las ciudades de España.

Infobae