Al salir de su hotel en Estocolmo, la belleza pop se descaró y saludó a sus seguidores camino a su concierto en el Globe Arena.
 
Todos los ojos se dirigieron a su camiseta de malla blanca  que muestra todo.
 
Lejos de actuar conscientemente, Rihanna se pavoneaba mientras se abría paso a un automovil que la esperaba.
 
Ver Fotos en la galeria… más abajo
Deje su comentario

Deje su Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here