Los asiaticos son sin duda alguna los mejores en distancia corta

Los asiaticos son sin duda alguna los mejores en las distancia más corta de 500 metros en el patinaje de velocidad desde hace años y sólo van cambiando las nacionalidades. El surcoreano Mo Tae-Bum se impuso en Vancouver 2010 a los japoneses Keichiro Nagashima y Jogi Kato por dos suspiros, apenas 16 y 19 centésimas.

En el patinaje artístico el dominio chino fue abrumador. El veterano matrimonio Xue Shen y Hongbo Zhao, en su gran retorno, lograron al fin en Vancouver 2010 el oro que buscaban y sus jóvenes sucesores, Qing Pang y Jian Tong, la plata. Los segundos de Turín, Dan Zhang y Hao Zhang, acabaron quintos.

Estos resultados son históricos, ya que no sólo por primera vez desde 1964 perdió el oro una pareja rusa (o de la antigua órbita soviética), sino que ni siquiera consiguió medalla en Vancouver 2010. Sólo la alemana Aliona Savchenko, nacida en Ucrania, fue bronce junto a Robin Szolkowy.