Los ‘sí’ y los ‘no’ del condón

PROS

Previene el contagio de enfermedades de transmisión sexual.
Método anticonceptivo de barrera para personas que no pueden usar los métodos hormonales, debido a que tienen condiciones médicas que los contraindican (trombosis venosa o arterial, enfermedades hepáticas, migrañas).
Se encuentra en diferentes colores, sabores, aromas, texturas, lubricados y no lubricados para aumentar la sensación.
Es efectivo hasta el 97 por ciento de los casos cuando se utiliza de forma apropiada: colocarlo y retirarlo con el pene erecto, no dejar el pene dentro de la vagina una vez se haya eyaculado; esto por la disminución del diámetro del mismo y la posibilidad de que salga semen por los bordes.

CONTRAS

Puede disminuir la sensación sexual tanto en hombres como en mujeres.
No protege contra el virus del papiloma humano (VPH), ya que el virus no se encuentra en fluidos corporales, sino en la piel del área genital. Tampoco contra infecciones producidas por epizoonosis (piojo púbico, escabiosis) y verrugas genitales.
Algunas personas pueden desarrollar alergia al látex, material de los preservativos. En este caso se utilizan de poliuretano, pero se rompen o se deslizan fácilmente. No se aconseja para sexo anal, ya que pueden causar mayor inflamación y desgarramiento del recto.

Tambien te puede interesar  Las medallas en disputa de los XIX Juegos Deportivos Departamentales 2013