Menos arrugas

Nadie está libre de las arrugas. Las producen  los gestos de expresión, las posturas al dormir, la gravedad; el paso del tiempo y sobre todo  la acción de la luz ultravioleta, pero también cada día aparecen cremas reparadoras o antiarrugas   capaces de eliminar las líneas menos profundas y de alisar los rasgos de expresión.

El otoño es el tiempo ideal para efectuar un tratamiento antiedad.

Las cremas de hoy: reafirmantes, antiedad, antienvejecimiento, o formuladas especialmente para pieles maduras, te permiten rejuvenecer  unos cuantos años, sin deformar tus rasgos como la cirugía o sin paralizar tus nervios como el botox.

No es necesario poseer una fortuna para comprar una crema antiarrugas, las firmas de cosmética de consumo disponen de productos al alcance de cualquier bolsillo y de una gran eficacia, aunque, si puedes permitírtelo adquiere una crema de alta cosmética. Tu cara lo agradecerá.

La mayoría de las cremas disponen de formatos de prueba. Antes de comprarla puedes pedir una muestra en tu perfumería habitual.