Perjucios de las madres sobreprotectoras

Hay distintos perfiles de madres:insegura, permisivas,autoritaria, axigente y sobreprotectora, entre tantas.

Hoy vamos a hablar de las madres sobreprotectoras, los perjuicios que provocan en sus hijos y en ellas mismas.

Hay muchas causas para que la madre sea sobreprotectora en exceso, una de ellas es que cada vez las mujeres deciden ser madres a edades más avanzadas.

Esto lleva a tener un solo hijo o dos como máximo. Esto hace que se aferren con más fuerza a sus hijos y no los dejen crecer,quieren mantener la niñez el mayor tiempo posible. Esto es un nocivo para el niño, ya que no puede cortar el cordón con la madre, se crea una dependencia que no los deja serindependientes, tomar decisiones por si mismos.

También se da que las madres esperan de sus hijos más de lo que muchas veces pueden dar, o querer plasmar sus ilusiones y concretarlas a traves de ellos. Esto genera una frustración cuando no es cumplido, tanto en la madre como en el hijo, en la madre por no lograr la meta, y en el hijo por no sentir que complace a la madre, cosa que le hace sentir frustración, que muchas veces termina con jovenes inseguros, timidos, sin poder de decisión propia.

La madre sobreprotectora evita que sus hijos sufran ningún tipo de tristeza, frustración, cosas normales en cualquier ser humano y que seguramente tendrá que enfrentar en la vida cotidiana. El querer solucionar todos sus problemas hace que el niño sea totalmente dependiente, y no pueda resolver por si solo frente a situaciones, tanto muy simples, como importantes.

Las madres tenemos que entender que los hijos no son propiedad nuestra, sino de la vida, y que si no los dejamos a enfrentar y resolver por si mismos, el daño que le hacemos puede ser grave e irreversible.

Si bien tenemos que dedicar tiempo a nuestros hijos, también debemos enseñarlos a valerse por si mismos, porque en algún momento deberan poder volar, y deben de hacerlo seguros de si mismos.
Esa es una de las formas de amor que debemos de aprender y dejar el egoismo de lado, para criar chicos felices.