Policía de Buenaventura pide detector de metales

El asalto en alta mar de una embarcación cuyos 29 pasajeros fueron arrojados a las aguas del Pacífico por los delincuentes, prendió el debate sobre la seguridad a la hora de embarcar en Buenaventura.
.
La embarcación, de nombre ‘Mariana’, había zarpado del puerto el pasado lunes rumbo a la población caucana de Timbiquí, cuando a unas dos horas de viaje, tres hombres jóvenes que se hicieron pasar como pasajeros desenfundaron sus armas, hicieron unos disparos y obligaron a las 29 personas, entre quienes se encontraban cinco menores, no solo a entregar sus pertenencias, sino a arrojarse al mar.

Algunos de los pasajeros les pidieron que, por lo menos, dejaran que la embarcación se acercara un poco más a la orilla para no quedar en medio del mar.

Nadie puede subir armado a las embarcaciones, está prohibido. El comandante del Distrito de Policía Buenaventura, coronel Milton Guzmán, dijo que existía la posibilidad de que cuando las lanchas llegaban al muelle ya trajeran escondidas las armas y la otra es que a la hora de abastecerse de combustible en las poblaciones costeras se introdujeran las armas.

También se quejó  de que el día del asalto las cuatro cámaras de seguridad instaladas en el muelle turísticas no estaban en funcionamiento. Además, en forma habitual, suelen apagarlas a las 6:00 de la tarde.

Este muelle turístico, desde donde parten todas las embarcaciones, está en manos de la Gobernación del Valle, lo maneja el Inciva (Instituto para la Investigación y la Preservación del Patrimonio Cultural y Natural del Valle).

El coronel Guzmán dijo que en reiteradas oportunidades se le ha pedido que le permita a la Policía el manejo de estas cámaras.

Hoy habrá una reunión en la Dirección Marítima del Puerto donde, de nuevo, la Policía pedirá que los doten de detectores de metales.

El Inciva no se ha pronunciado aún sobre la seguridad en el muelle.

Los naúfragos

Los pasajeros de la ‘Mariana’ lucharon cerca de dos horas y media contra las olas, hasta que  fueron rescatados por la Armada Nacional cuando eran cerca de las 2:30 de la tarde. Por fortuna, todos llevaban puesto su salvavidas.

“Recibimos un comunicado de los pobladores de Punta Bonita, en límites entre Buenaventura y López de Micay”, dijo el subcomandante de Guardacostas del Pacífico, capitán Marcos Nassiff.

Todos los pasajeros se encuentran bien de salud.

El pasado 15 de diciembre la Armada rescató  a 19 personas, entre ellas tres menores de edad, arrojados al mar por cinco asaltantes que se hicieron pasar como pasajeros. La lancha cubría la ruta Buenaventura-Juanchaco.

Estos asaltos en alta mar se atribuyen a guerrilleros, quienes tratarían de esta manera de buscar recursos y comida, debido a que ya no pueden desplazarse fácilmente por la Costa ante los  constantes operativos de los diversos organismos de seguridad.