¿Por qué es importante comer frutas?

Los padres deben dar a los hijos ejemplo con una alimentación equilibrada en la que entren las frutas.

Las frutas son una fuente esencial de vitaminas variadas (A, B y C), sales minerales (ricas en magnesio y potasio y pobres en sodio; además algunas son ricas en calcio y hierro pero estos se absorben mal), fibra, destacan por un contenido en hidratos de carbono mayor que las verduras, poca proteína y lípidos escasos (excepto el aguacate y el coco).

Y no debemos de olvidar que además son un buen aporte de antioxidantes para nuestro organismo.

Consejos y recomendaciones para los padres

Tratare de dar unos buenos consejos para aquellos padres que se adentre en el intento de conseguir que sus hijos tomen frutas. Lo podemos hacer a dos niveles: en casa y en el colegio.

En casa

Ser muy pacientes

Debemos introducirlas poco a poco y ser pacientes al principio si las rechazan.

No debemos forzarles, ni ponerles castigos, así evitaremos un rechazo psicológico al consumo de frutas.

Es trascendente señalar que la persistencia y una buena educación en alimentación es necesaria para llevar una dieta equilibrada y desempeñar un papel importante en cualquier etapa de la vida.

Intentarlo una y otra vez

Si a la primera rechazan alguna fruta es conveniente ofrecérsela de nuevo unos días más tarde e incluso dársela de diferente forma.

Es recomendable ofrecer esa misma fruta hasta 15 veces para conseguir que el niño se acostumbre.

¡Está riquísima!, ¡qué buena!

Es conveniente expresar con frecuencia lo ricas y agradables que son las frutas, por sus distintos sabores (dulces, ácidas y amargas) y texturas (jugosas, crujientes, gomosas y suaves).