Procuraduría formula pliego de cargos a Piedad Córdoba por Farcpolítica

Para la Procuraduría hay claridad en el sentido de que Córdoba colaboró y promovió a las Farc durante el periodo comprendido entre el 15 de agosto y el 20 de noviembre de 2007, así como en momentos anteriores y posteriores a los años 2007, 2008 y 2010. Con ello, la congresista estaría presuntamente incursa en la falta gravísima, según el Código Disciplinario Único, de “fomentar o ejecutar actos tendientes a la formación o subsistencia de grupos armados al margen de la ley; o promoverlos, auspiciarlos, financiarlos, organizarlos, instruirlos, dirigirlos o colaborar con ellos”.

El procurador Alejandro Ordóñez formula cargos, además, porque considera que se está frente a la situación de que la senadora hubiera realizado “actos tendientes al fraccionamiento de la unidad nacional, evidenciados en el desconocimiento de la legitimidad de algunas instituciones”, la apología de la actividad de las Farc y sus “reiteradas invitaciones a la subversión y a la rebeldía”. Con ello, Córdoba entraría en los terrenos del artículo 455 del Código Disciplinario Único (menoscabo de la integridad nacional) y se expondría a prisión de 20 a 30 años.

Señala la Procuraduría que Piedad Córdoba habría sostenido frecuentes vínculos con miembros de la guerrilla, siendo senadora, pero en fechas diferentes a las autorizadas por el Gobierno para que actuara en calidad de mediadora y que eso, presuntamente, le habría permitido promover y colaborar con la subversión. La senadora, a juicio del organismo, instó a las Farc a ejercer actos de hostilidad contra miembros de los partidos políticos y servidores públicos; acordó con la guerrilla “estrechar sus relaciones con miras a apoyar un nuevo gobierno, con la ayuda de gobiernos de otros países”; aconsejó a los miembros de las Farc sobre la manera de revelar pruebas de supervivencia de los secuestrados, también con la intención de favorecer a otros países; hizo recomendaciones a la guerrilla sobre estrategias a seguir “distintas a las que tenían que ver con la liberación de secuestrados”; y favoreció con declaraciones públicas los intereses de la subversión.

Buena parte del material probatorio de la Procuraduría se deriva de los computadores de la controvertida Operación Fénix, que le costó la vida a ‘Raúl Reyes’ en territorio ecuatoriano el primero de marzo de 2008. Los investigadores encontraron numerosos documentos en que Piedad Córdoba sería objeto de menciones con los apelativos de ‘Teodora’, ‘Dorotea’, ‘La Negra’, ‘La Negrita’, ‘José María’ y ‘Teodora de Bolívar’. En esas comunicaciones, Córdoba rinde informe de gestiones a Reyes sobre diligencias que lleva a cabo en Venezuela (que cataloga como “una tarea de Estado”) con miras a gestionar asuntos relacionados con alias ‘Simón Trinidad’ y alias ‘Sonia’ y le comunica al líder guerrillero que le da temor “que la opinión pública comience a perder confianza en la tarea de (Hugo) Chávez y mía”. Agradece concejos de ‘Reyes’ y le comenta lo satisfecha que está con la compañía de un periodista que se ha convertido en una especie de ángel de la guarda suyo.

En el intercambio de correos de la persona que la Procuraduría señala como amparada por uno de los nombres con que se menciona a Córdoba en los computadores, hay reconocimiento de trabajo en llave con el presidente Chávez, de la existencia de amigos comunes entre ella y la guerrilla y de detalles tan personales como el padecimiento de un “cólico de Colon”.

Llama la atención un comunicado de ‘Raúl Reyes’ al secretariado de las Farc en el que asegura que “Piedad odia a Petro, no lo baja de HP y habla de la necesidad de romper su vínculo con Chávez. (…) Piedad no lo dice, pero todo indica que Chávez la está empujando a liderar la oposición a Uribe con miras a la contienda electoral de 2010”. En otra comunicación interna de la guerrilla, se le informa a ‘Reyes’ que Córdoba “apoya totalmente la plataforma política de las Farc. No así la lucha armada, pero viendo hoy lo que es la derecha colombiana no lo descarta como opción correcta”, y se asegura que la senadora no podía decir esto públicamente pero “estaba en sus pensamientos”.

Finalmente, el pliego de cargos de la Procuraduría (fechado abril 12 de 2010) anota que Piedad Córdoba y su defensor disponen de diez días contados a partir de la notificación personal para presentar descargos y solicitar o aportar pruebas. Como se sabe, la senadora se encuentra actualmente en Europa, desde donde le confirmó a Caracol Radio que no ha sido notificada formalmente de la existencia del expediente y que solo cuando lo conozca plenamente se pronunciará al respecto.

Procuraduría investiga a Piedad Córdoba por presunta ‘traición a la patria’

El procurador general de la Nación, Alejandro Ordóñez, dijo que hay suficientes elementos probatorios que evidencian que la senadora Piedad Córdoba habría ejercido actos de colaboración y promoción con las Farc durante los años 2007, 2008 y 2010.

El jefe del ministerio público aseguró que la colaboración de Piedad Córdoba estaría reflejada en temas como la estrategia política de las Farc, la defensa del ex guerrillero alias “Simon Trinidad” y otras guerrilleras del Buen Pastor, las financiación de las Farc con dineros de otros gobiernos, y la manipulación de pruebas de supervivencia de los secuestrados para favorecer a las Farc y gobiernos de otros países.

La Procuraduría elevó pliego de cargos contra la congresista a partir de varios documentos que fueron hallados en los computadores portátiles y dispositivos electrónicos incautados en la operación “Fénix” en la que murió el jefe guerrillero Raúl Rayes”.

Dice la Procuraduría que ha tenido en cuanta las alocuciones e intervenciones de Piedad Córdoba tanto en Colombia como en el exterior, declaraciones que según la Procuraduría evidencian la intención del “fraccionamiento de la unidad nacional”.

La Procuraduría señala también que la congresista incurrió en traición a la patria ya que en varias reuniones llamó a los gobiernos latinoamericanos a romper relaciones con Colombia, deslegitimar las instituciones y los procesos democráticos, además de pedir la exaltación a lideres ex guerrilleros como Manuel Marulanda.

“Estos actos de traición a la patria estarían reflejados en la apología a las Farc y a la decidida invitación a la subversión y la rebeldía contra el estado colombiano”, señala la determinación de la Procuraduría. Con Caracol Radio