Salió de prisión hombre que atentó contra el Papa Juan Pablo II en 1981

Tras cumplir 29 años de condena, Mehmet Ali Agca se definió como ‘el segundo Mesías’ y proclamó ‘el fin del mundo’ en un comunicado.

El ciudadano turco de 52 años, ex militante de extrema derecha, que le disparó al sumo pontífice en 1981 afirmó el lunes que él es “el Cristo eterno”, en un comunicado distribuido por su abogado al salir de la cárcel de alta seguridad de Sincan, a poca distancia de Ankara.

El comunicado, que estaba acompañado de una fotografía de él estrechando la mano de Juan Pablo II, el turco decía: “Proclamo el fin del mundo. El mundo entero será destruido durante este siglo. Todos los seres humanos morirán durante este siglo”, “La Biblia está llena de errores. Yo escribiré la Biblia perfecta”, añadió, firmando el texto como “el Cristo eterno, Mehmed Ali Agca”. Una fotografía de Agca acompaña dicho documento.

“El procedimiento de liberación ha sido completado”, declaró su abogado, Yilmaz Abosoglu, fuera de la prisión de alta seguridad cerca de Ankara, a unos 60 kilómetros de la capital turca, protegido por importantes fuerzas de gendarmería.

Agca ha indicado que hará revelaciones sobre los motivos de su acto, despertando el interés de numerosos editores y directores de cine.

Sin embargo, primero debe presentarse ante las fuerzas militares para ser examinado y, de ser apto, enlistarse en las filas para prestar su servicio militar obligatorio porque a sus 52 años no lo había hecho.

Tambien te puede interesar  Fiscalia del Valle, Escucharan a Victimas de Buenaventura

El sumo pontífice visitó a Agca en su celda en Italia en 1983 y le perdonó su intento de asesinarlo.

Fue encarcelado en Turquía después de ser extraditado de Italia en 2000 por varios crímenes cometidos en Estambul, antes de que intentase matar a Juan Pablo II el 13 de mayo de 1981 en la Plaza San Pedro de Roma, hiriéndolo gravemente en el abdomen con un arma de fuego.

Cuando falleció Juan Pablo II, en abril de 2005, Agca hizo declaraciones misteriosas, proclamándose “el segundo Mesías” y anunciando su intención de escribir “la Biblia perfecta, verdadera”.

En un último mensaje transmitido el miércoles por su abogado, Agca llamó a la fundación de “un nuevo imperio norteamericano que debe convertirse en el centro y el jefe de la paz, la democracia y la libertad internacionales”.