Sorpresiva renuncia del jefe militar de Bolivia

 

 

Ramiro de la Fuente dejó el cargo de comandante de las Fuerzas Armadas aduciendo motivos de salud, un día antes de que Evo Morales anuncie cambios en los mandos de seguridad  

 

 

De la Fuente envío al presidente Morales una carta con su renuncia y delegó sus funciones al inspector general de la Comandancia, almirante Armando Pacheco Gutiérrez.

 

La salida del general tuvo lugar un día antes del mensaje que ofrecerá Morales al cumplir un año de su segunda gestión, en el que se espera que anuncie modificaciones en las cúpulas militares y policiales, que tradicionalmente son renovados cada inicio de año.

 

La agencia estatal de noticias ABI anticipó que el mandatario "podría anunciar cambios en su equipo de colaboradores, también la promoción en las jefaturas del Ejército, Armada, Aviación y la Policía".

 

El general De la Fuente había sido designado el 24 de enero del año pasado como comandante en jefe de las Fuerzas Armadas de Bolivia.

 

El ex ministro del Interior (Gobierno) Guillermo Capobianco, en su columna para el diario El Deber, de Santa Cruz, reveló que "a las 05:30 de la madrugada del 31 de diciembre el presidente Evo Morales recibió en su residencia la inesperada visita del Alto Mando de las Fuerzas Armadas de la Nación. Le trasmitieron al Presidente su   decisión institucional: no saldrían a reprimir las protestas populares de repudio al decreto 748 de alza de los carburantes".

  

Los jefes militares recordaron al parecer los hechos de octubre de 2003 cuando salieron a las calles para frenar protestas callejeras de habitantes de la ciudad de El Alto, vecina a La Paz, contra el gobierno de Gonzalo Sánchez de Lozada. En esa oportunidad hubo al menos 67 muertos y el mandatario terminó renunciando y huyó a los Estados Unidos.