También a tu niño le gusta la música

 

 

Algunos estudios lo han demostrado: en el útero el feto es capaz de reconocer los sonidos y las voces de los padres. Los expertos explican que la música externa llega al feto a través de dos mecanismos: el oído interno y las vibraciones de su sistema óseo. La música se reveló como un instrumento para interactuar con el feto, potenciando al mismo tiempo el desarrollo cerebral del área auditiva. Además las notas reducen el nivel de ansiedad y estrés emocional de la mamá.

Durante el primer trimestre el sonido percibido por el feto es el del latido cardíaco materno: la música barroca, por ejemplo, tiene un ritmo similar a los latidos del corazón en reposo.  Mejor evitar los fragmentos que invocan malos recuerdos a la futura mamá: si ella está relajada, lo estará también el niño.

En el segundo trimestre son aconsejables también las canciones de cuna, con melodías dulces y palabras simples. Al sexto mes de gestación, de hecho, el feto es capaz de percibir los sonidos (los muy graves y algunos agudos), pero no todas las frecuencias, filtradas por el líquido amniótico.

En el tercer trimestre se puede alternar la música relajante con otra más alegre; en este período final del embarazo, la audición del niño que va a nacer tendrá procesos de reconocimiento y de memorización: ha sido demostrado que el feto parece preferir algunos fragmentos a otros.

Tambien te puede interesar  Asesinan a comerciante de Buenaventura en la ciudad de Cali

Y el recién nacido, es un hecho verificado, sabe reconocer perfectamente la música frecuentemente escuchada durante la gestación, y en muchos casos se tranquiliza al escucharla, como si las notas pudieran conducirlo a la acogedora y cálida barriga de la mamá. ¿Por dónde comenzar? Existe solamente la dificultad de elegir entre los cedés. Sonidos de la naturaleza, armonías celtas, melodías clásicas con arpa y flauta, pero también rock y jazz, new age. En particular, parece que el escuchar música clásica desarrolla la sección lógico-matemática del cerebro y acrecienta la facultad de memorización.