Un colombo-italiano hace parte del equipo que hará un simulacro de viaje a Marte

Se trata de Diego Urbina, quien fue elegido en calidad de investigador científico.

Rusia anunció este jueves la composición definitiva del equipo de seis voluntarios que participará en el simulacro de vuelo a Marte que comienza el próximo día 3 y tendrá una duración de 520 días.

“La tripulación estará encabezada por el ruso Alexéi Sítev. Otro ruso, Sujrob Kamólov, ocupará el cargo de médico. Una de las tres plazas de investigadores científicos fue concedida al también ruso Alexandr Smoliévski”, informó a la agencia Interfax el Instituto de Problemas Biomédicos (IPBM) de la Academia de Ciencias de Rusia.

Los otros tres participantes en el experimento son el francés Romain Charles, que será el ingeniero de a bordo, y el colombo-italiano Diego Urbina y el chino Wang Yue en calidad de investigadores científicos.

De esto modo quedó excluido de la tripulación el ruso Mijaíl Sinélnikov, que el pasado 18 de mayo, durante la presentación oficial en Moscú del proyecto ‘Marte-500’, fue señalado como uno de los candidatos de Rusia a participar en el proyecto.

Inicialmente estaba previsto que la tripulación estuviera formada por cuatro voluntarios rusos y dos europeos, pero posteriormente se llegó a un acuerdo con la Agencia Espacial China para conceder un puesto a un voluntario de ese país.

Por participar en el experimento, los rusos recibirán cada uno aproximadamente tres millones de rublos (unos 78.000 euros), cifra similar a la que obtendrán sus colegas europeos, indicó previamente el director del proyecto, Borís Morukov, quien no facilitó la suma que percibirá el voluntario chino.

Los seis participantes permanecerán en un módulo científico aislados del mundo durante 520 días, el tiempo del viaje de ida y vuelta a Marte, más una estancia simulada de 30 días en la superficie marciana.

El simulador de nave interplanetaria está instalado en el recinto del IPBM, en la capital rusa.

El 14 de julio del año pasado concluyó un simulacro de vuelo al Planeta Rojo de 105 días, considerado la antesala del proyecto principal, el ‘Marte-500’.

Este ensayo fue ideado para poner a prueba la compatibilidad psicológica y la tolerancia de los integrantes de la tripulación, lo que permitirá a los científicos estudiar día a día los efectos del aislamiento de larga duración.

Los voluntarios podrán abandonar el experimento cuando lo deseen sin tener que dar explicaciones, aunque se da por hecho que ninguno dejará el proyecto salvo por enfermedad o una crisis psicológica.
moscu EFE

Comentarios

comentarios