Uribe vs. Valencia Copete, el más reciente capítulo de las ‘chuzadas’

El litigio entre el ex magistrado César Julio Valencia Copete y el ex presidente Álvaro Uribe lleva más de dos años. Uribe argumenta que nunca llamó al ex magistrado César Julio Valencia para hablar de su primo. El jurista le responde “falta a la verdad”. El intercambio de comunicados se da en medio de explosivas revelaciones sobre las chuzadas.

Un cruce de comunicados entre el ex presidente Álvaro Uribe y el ex magistrado de la Corte Suprema de Justicia César Julio Valencia Copete hacen parte del nuevo capítulo de las chuzadas.

Este lunes, a través de su abogado Jaime Lombana, el ex presidente emitió un comunicado de 11 puntos en el que califica de “infamias” las acusaciones sobre su presunto conocimiento de que el DAS estaba interceptando a magistrados, opositores y periodistas.

En el comunicado, Uribe argumenta que cuando llamó por teléfono al entonces magistrado César Julio Valencia Copete fue para hablar del caso ‘Tasmania’, “nunca para hablarle de senadores”.

Lea el comunicado completo aquí.

La inquietud del ex mandatario sobre el caso se debía, según explicó, a que había una supuesta investigación en su contra por la versión de que el mandatario había contratado a ‘Tasmania’, cuyo nombre es José Orlando Moncada, para matar a otro paramilitar, alias ‘René’.

Uribe negó que el “asunto conocido como parapolítica” hubiera sido tema de conversación con el DAS o con la Corte Suprema.

La alusión hacía referencia a las denuncias que hizo hace más de dos años el magistrado, cuando era presidente de la Corte Suprema de Justicia, en las que aseguró que Uribe lo llamó para preguntarle por el proceso de su primo el entonces senador Mario Uribe, quien está investigado por sus presuntos nexos con paramilitares.

Tras las denuncias de Valencia, Uribe lo demandó por injuria y calumnia, y desde hace más de dos años están trenzados en un litigio jurídico, que mientras Uribe fue Presidente provocó varios encontrones entre los poderes públicos.

El ex mandatario también dijo que un magistrado de la Corte le pidió desistir de su denuncia, “con el argumento de que la Corte sabía que yo había dicho la verdad, por cuanto la Sala de Gobierno no tuvo conocimiento de llamadas mías sobre senadores”.
Valencia también emitió un comunicado de cuatro puntos en el que arguye que Uribe falta a la verdad.

Primero, dice: “Falta a la verdad el ex presidente cuando dice que jamás informé a la Sala de Gobierno de la Corte Suprema de Justicia, que en la llamada telefónica en la que me trató el caso “Tasmania”, en el que sólo él tiene interés personal, no di cuenta a mis compañeros de que además se hubiese referido a su primo Mario Uribe”.

Lea el comunicado del ex magistrado aquí.

Con nombres propios Valencia asegura que le dijo al presidente de esa corporación, al magistrado Sigifredo Espinosa, que Uribe sí habló de su primo con él. “Lo mismo hice con la totalidad de los magistrados de la Sala Civil y el Procurador General de la Nación de la época, doctor Edgardo Maya Villazón, quienes declararon ya bajo la gravedad del juramento en el proceso que se sigue en mi contra por la denuncia que Álvaro Uribe formuló en la Comisión de Acusaciones”, argumentó Valencia.

Además, Valencia desmiente que un magistrado le pidió al Presidente que desistiese de su denuncia porque la Corte había determinado que la versión de Uribe era la verdadera, y calificó de “insólita y afanosa” la llamada que le hizo el Presidente desde Nueva York. Dice que a diferencia del ex mandatario él sí puede revelar los nombres de los testigos.
Y al final agrega: “causa curiosidad que el ex presidente Uribe emita un comunicado tan inexacto… en la antesala de la audiencia que tendrá lugar en Washington el próximo miércoles en la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, sobre el caso de las interceptaciones y seguimientos ilegales de que fuimos víctimas”.

Las nuevas revelaciones

Este fin de semana varios medios de comunicación publicaron nuevos detalles sobre el complot fraguado contra la Corte Suprema de Justicia.

El domingo pasado, el diario El Espectador publicó un artículo titulado El 1 conoció lo que hicimos, que da cuenta de evidencia aportada por William Gabriel Romero Sánchez, ex subdirector de Fuentes Humanas del DAS, al proceso que demostrarían que el Presidente sabía lo que el organismo de inteligencia hacía.

Además, el informe que da cuenta de esa versión, que está en poder de la Fiscalía, también indica que María del Pilar Hurtado, la ex directora del organismo, le extendió felicitaciones a quienes participaban en la operación. “El 1 conoció los insumos entregados por ella en la mañana de ese día y que le habían gustado, por lo tanto ella nos felicitaba por esa actividad y que extendía la felicitación a quienes adelantaban la gestión y que se mantuviera el apoyo económico a las fuentes humanas para mantenerlas motivadas”, dice el informe citado por el diario.

En otro de los apartes del informe, según El Espectador, hay pistas de quién es el “número 1”. Según el informe, el DAS obtuvo información de casos manejados por la Corte en los que “uno significativo ‘era el expediente del primo del 1’, es decir, el del detenido ex senador antioqueño Mario Uribe Escobar, primo del ex presidente Álvaro Uribe Vélez”, reza el diario.

Vea los facsímiles del informe de Romero aquí.
 
Al parecer, a este informe se refirió el ex presidente Uribe en el comunicado emitido hoy en el que escribió:

“Cuando todavía era yo Presidente de la República, un testigo dijo que le habían entregado a la señora directora, María del Pilar Hurtado, unas grabaciones a la Corte, documentos que ella supuestamente habría puesto en mi conocimiento. De inmediato llamé a la entonces ex directora, Dra. Hurtado, quien negó categóricamente que eso hubiera sucedido. Así lo divulgué por medios de comunicación y de forma inmediata”.
La nota de El Espectador después da cuenta de cómo fue que el DAS incorporó a la investigación a Alba Luz Flórez, llamada por los medios de comunicación la “Mata Hari”, por el trabajo de espionaje ilegal que hizo en la Corte Suprema de Justicia.

La revista Semana también hizo revelaciones importantes en su artículo Las piezas olvidadas de una conspiración. En ese artículo la revista devela cómo un ex paramilitar desmovilizado del Bloque Bananeros de las AUC llamado Ferney Suaza fue utilizado como testigo contra la Corte Suprema de Justicia, pues este denunció que había sido abordado por “varias personas” que le ofrecieron plata para que involucrara al entonces presidente Uribe con los paramilitares de la región.

SEMANA argumenta que varias grabaciones demuestran que la versión de Suaza fue una patraña para enlodar a la Corte.

Vea el artículo de la revista aquí.
 
En el mismo artículo, la revista recuerda que el ex sargento del Ejército Edwin Guzmán declaró desde el consulado de Colombia en Nueva York que supuestamente había sido presionado por magistrados de la Corte.

Guzmán, sin embargo, en declaraciones a la revista aceptó que dio su testimonio a cambio de prebendas que le ofrecieron miembros del consulado y la embajada colombiana en Washington.

“A mí me ofrecieron que si decía eso me iban a ayudar a conseguir las visas para traer a mi familia a Estados Unidos. Y como yo estaba desesperado, pues dije lo que me dijeron que dijera. Lo malo es que después de que me pusieron a hablar con periodistas y di las declaraciones, no me volvieron ni a pasar al teléfono y obviamente no me cumplieron con nada. Unos meses después, como en abril de 2008, me llamaron de la embajada de Colombia en Washington para lo mismo, pero como ya me habían hecho conejo una vez, yo no me presté para volver a declarar", dijo Guzmán.

Una investigación de la Fiscalía también demostró que Guzmán era otro testigo falso en contra de la Corte.

 

Fuente: Revista SEMANA