Ajustes que urgen a Buenaventura y a la industria del gas en Colombia

El futuro de la planta regasificadora del Pacífico para importar gas por Buenaventura, la sostenibilidad de subsidios para familias de estratos bajos conectadas al gas natural residencial, aspectos normativos y diferencias en las cifras nacionales de autosuficiencia de este combustible, son los cuatro aspectos en que contrastan visiones del Gobierno y de empresarios del sector.

Así se evidenció en el último congreso de la Asociación Colombiana de Gas Natural (Naturgás), en Cartagena.

Según el dirigente, un análisis encargado por el gremio al consultor Pablo Roda, mostró que el país tendría suficiencia en el abastecimiento de gas natural hasta el año 2025. Lo anterior tiene en cuenta dentro de la oferta la Regasificadora de Cartagena, que entró en operación en diciembre pasado.

“Esto nos debe llevar a tomarnos un tiempo adicional para pensar bien la decisión sobre la Regasificadora del Pacífico y darle un compás de espera a resultados que puedan dar las muy importantes inversiones en exploración que se proyectan tanto costa adentro (norte y centro del país) como costa afuera (Caribe colombiano) en próximos años”, comentó Cabrales.

Pero, las cartas están echadas y el cronograma de la Regasificadora del Pacífico está en ejecución, según explicó Jorge Valencia Marín, director de la Upme.

“Nuestras estimaciones nos arrojan la necesidad de desarrollar la infraestructura a futuro para garantizar el abastecimiento a los hogares y a la industria”, declaró el funcionario, quien insistió en que los beneficios de este tipo de obras superan los costos de su desarrollo.

La intención de la Upme es asegurar la confiabilidad en el suministro y su propósito es que la Regasificadora del Pacífico se adjudique a finales de este año y entre en operación en enero de 2021. La inversión está entre los 300 millones de dólares y 500 millones.

 

Fuente: El Colombiano.