Dejar sin agua a Buenaventura, también es un atentado terrorista

Buenaventura no es una ciudad de Venezuela, es una ciudad de Colombia. Ubicada en la costa Pacífica es el principal puerto de Colombia, por donde transita poco más del 60% de lo que entra y sale del país. Con una población que ya supera el medio millón de habitantes, la mayoría de ellos afrocolombianos,  Buenaventura no ha dejado de ser objetivo del terror. Hace unos meses el país y el mundo se estremecieron con las llamadas casas de pique, donde descuartizaban personas. Hoy la ciudad clama por agua, pues sus habitantes casi nunca pueden gozar del derecho de tener el  preciado líquido las 24 horas del día. Pero lo que si llega puntal es la factura emitida por Hidropacífico, la  empresa encargada de prestar el servicio a la comunidad. Esta empresa se ha “lavado las manos” emitiendo un comunicado en su página web sobre una alerta roja por la escases del agua, según Hidropacífico esto se debe  al bajo caudal que presenta el río Escalerete en el presente mes por el fuerte verano en la Cuenca de Escalerete.

Los buques extranjeros  se están llevando el agua

La batalla final, una serie norteamericana de los años 80 recreaba la trama de extraterrestres que llegaban a la tierra, invadían y robaban el agua. En Buenaventura ocurre algo similar. Casi todos los moradores del puerto o Tura como popularmente ahora se le conoce, dicen que buques de gran calado llegan y se llevan el agua. Algunos dicen que se la están vendiendo a bajo costo, otros dicen que se la están regalando. Lo cierto es que la Sociedad Portuaria si tiene agua 7 por 24. La gente a duras penas ve una gota y si llega, es por algunas horas.

El taponamiento de las vías

Tambien te puede interesar  "Vive bailando" despierta el ritmo en jóvenes de Buenaventura

Un número significativo de pobladores cansados de no tener agua se han tomado el Puente del Piñal y otras  vías importantes de la ciudad para presionar por la presencia del Estado, que no debe ser solo con policías o miembros del ejército. Ante ésto algunos de los manifestantes han denunciado el atropello a algunos protestantes.

La ausencia de los congresistas afros y los de la izquierda

En una elocuente intervención, una señora cuestionaba de forma vehemente por la ausencia de los congresistas afros y los de izquierda: “como no es época de recoger votos ahí si nadie aparece,  dónde están los políticos negros, dónde están los que dicen que son la solución del pueblo, los de la izquierda”. Otro joven sostenía que una de las soluciones es dejar de pagar por el servicio que no están usando e hizo un llamado a toda la comunidad para que se niegue a pagar.

“Seguro que si Buenaventura fuese una ciudad de Venezuela los medios de comunicación estarían apostados en la ciudad peleándose por el rating pero Buenaventura al igual que la Guajira donde mueren muchos infantes indígenas por causa del hambre, es Colombia. Donde es probable que muchos estén muriendo por no tener agua o por hacer uso de agua contaminada.

Tambien te puede interesar  Estado, desajuste estructural y otras debacles, el caso de Buenaventura

Hidropacífico debe irse

Pero más allá de que esta empresa que está prestando un mal servicio  se marche, debe devolver los dineros que ha estado cobrando por el mal servicio. Es necesario además que en la ciudad y en toda la Costa Pacífica se mejore el servicio del agua, pues el problema también acosa a Quibdó, capital del departamento del Chocó, Tumaco, Nariño, Timbiquí y Guapi en el Cauca. Todos esos lugares son parte del territorio colombiano, no de Venezuela.

¿Será que es necesario entablar diálogos de paz en favor del agua en Cuba, Noruega o Ecuador para que el Pacífico Colombiano por fin tenga agua potable?

Es necesario recordar que esta región del país ha sido una de las más azotadas por las diversas formas de terrorismo y el dejarla sin agua es una de ellas.

 

 

Fuente: Jesús Karabalí – Las 2 Orillas