El negociazo del Grupo Argos en Buenaventura

La banca de negocios Goldman Sachs compró por USD 134,5 millones de dólares al Grupo Argos su participación en la Compañía de Puertos Asociados – COMPAS a través de su vehículo de inversión en infraestructura West Street Infrastructure Partners III (WSIP). El precio de venta fue dos veces y media el valor de su inversión en el 2012, conservando el 50% de la sociedad; el restante continúa en manos de Southern Port Holding Inc., conformada por la familia Echavarría Obregón, con Gabriel Echavarría como presidente del Consejo Directivo, y el Grupo marítimo-portuario Alvargonzález (con Gonzalo Alavar Gonzalez como miembro del Consejo) a través de Ership de España.

La familia asturiana Alvargonzalez, está asociada al grupo industrial Echavarría Obregon desde 2004 a través de dos sociedades: Mulles El Bosque Operador Portuario en Cartagena y Terminal Marítima Muelles en Buenaventura. Ahora ambos serán socios de Goldman Sachs, una de las instituciones más poderosas del mundo (posee ex miembros en el gabinete del presidente Donald Trump), y cuya alianza le permitirá a COMPAS obtener una mayor credibilidad y apalancamiento financiero para continuar con las inversiones planeadas de más de USD 200 millones en los próximos cinco años (alianza con APM Terminals, compañía portuaria global, la expansión del terminal de Cartagena y la ampliación de su terminal en Tolú, Sucre, entre otras).

Compas es la única compañía en Colombia con operaciones portuarias en ambas costas gracias a su red de seis puertos multipropósito con una terminal en Barranquilla, dos en Cartagena, Tolú y dos en Buenaventura, por donde se realiza el 19% del comercio exterior de granos en el país, y gran parte del cemento y carbón. Además, cuenta con una operación internacional en Houston, Estados Unidos.

 

Fuente: Las 2 Orillas