La dura goleada en la vuelta de la gran final de la Liga Águila fue un duro golpe para Deportivo Cali, pero aún más para los juveniles Nicolás Benedetti y Luis Orejuela quienes tuvieron que ser hospitalizados al llegar a la capital del Valle.

“A Nicolás le dio muy duro la derrota en Medellín, emocionalmente se le ha visto muy afectado y por eso tuvimos que llevarlo a la Clínica Imbanaco, lo mismo que a Luis Manuel Orejuela”, ​declaró el médico del Cali Gustavo Portela, según reportó El País.

Y agregó: “estamos ante un cuadro tensional o emocional post-partido; es como un dolor cervical y también se puede manifestar como un síndrome depresivo; les estamos tomando una serie de exámenes a Nicolás y a Luis Manuel para descartar otras situaciones”.​

 

Deje su comentario

Deje su Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here