Manuel Santos Arboleda: Un bonaverense que fortaleció a Lewandowski, analiza a Polonia

El pasado viernes, cuando el sorteo del Mundial de Rusia de 2018 destino que Colombia y Polonia compartieran grupo, el más polaco de los colombianos sintió una emoción al saber que sus dos países más queridos se iban a enfrentar en el certamen orbital. Se trata de Manuel Santos Arboleda, el exdefensor que jugó 8 años en ese país europeo.

El recordado defensa central, que se retiró de las canchas en 2014, vivió sus mejores años como profesional en el fútbol polaco. Allí brilló en el Lech Poznan, uno de los equipos más populares, y creció personalmente junto a su familia.

“Fue una gran experiencia, que me dejó valores de comportamiento, orden, disciplina y muchas cosas maravillosas, que uno como jugador anhela y sueña con vivir. Me fue muy bien, deportiva y personalmente. Dejé muchos amigos y me destaqué en Lech Poznan; incluso en una de las paredes de la sede del club aparezco entre los jugadores reconocidos”, contó Santos Arboleda.

“Polonia ocupa un lugar muy grande en mi corazón. Me traje muchas cosas de allá cuando decidí volver a Colombia. Soy un agradecido, la gente me reconoce y me respeta. La verdad no podría decir un resultado cuando se enfrenten en el Mundial”, mencionó el exjugador, de 1,88 metros.

El hombre nacido en Buenaventura (Valle del Cauca), hace 38 años, recuerda que después de iniciar su carrera en Santa Fe, pasar por Centauros, Tolima y Huila, se fue al Cienciano de Perú, y que fue allí donde le ofrecieron la oportunidad de ir a una liga desconocida, pero que era europea y eso valía la pena.

“La verdad, ni sabía que el Papa Juan Pablo II era polaco (risas). Pero quería vivir esa experiencia y no lo pensé dos veces; arranqué y la verdad que esa decisión me cambió la vida. Tenía 27 años (2006) y llegué al Zaglebie Lubin, un equipo recién ascendido; esa misma temporada clasificamos al repechaje de Europa League y al otro año salimos campeones. Con esa campaña, pasé al Lech Poznan”, recordó Arboleda Sánchez.

En Lech Poznan, Manuel comenzó a escribir las mejores páginas de su historia en Polonia. “Fueron los mejores años de mi carrera. Ganamos la liga, salió goleador Robert Lewandowski, que fue compañero mío, y me convertí en el extranjero más destacado del campeonato”.

Pero Santos Arboleda fue mucho más que un simple compañero de Lewandowski. La gran figura de la selección polaca y del Bayern Múnich alemán, mejoró sus capacidades de la mano del espigado defensa.

“Cuando llegué al Lech, a mí me llevó el técnico Franciszek Smuda, quien fue el técnico de Polonia en la Eurocopa de 2012. En el primer entrenamiento, delante de todo el grupo, dijo que ‘Lewy’ y yo siempre íbamos a trabajar juntos; que Manuel Arboleda era el mejor defensor de la liga polaca y que le iba a ayudar a él a ser el mejor delantero del campeonato, y de paso yo también iba a mejorar. Y aprendió y se fortaleció mucho a mi lado”, dijo Manuel, quien añadió con modestia: “No es cuento, incluso Robert lo dijo en una biografía que le hicieron”.

‘Polonia es más frontal y rápido que Colombia’: Santos Arboleda

Con la autoridad que le da ser el mejor colombiano en esa liga de Europa, Manuel analizó a Polonia, el segundo rival de Colombia en Rusia 2018.

“Jugué con varios futbolistas que están en la selección. Polonia es muy frontal y más rápido que Colombia. Nosotros tenemos la técnica que ellos no tienen, así que será un partido muy parejo. Siento que los dos van a pasar de grupo”, comentó el padre de Manyiyubet (14 años) y Juan Manuel Ronaldo (9).

Actualmente, Manuel Santos Arboleda se dedica a negocios independientes, pero no se ha alejado del fútbol. “Hacemos un campeonato de categorías juveniles y hemos llevado algunos muchachos a Polonia; de hecho, en la Segunda División hay un jugador y se está ganando un espacio”.

Santos Arboleda aseguró que mira mucho a los defensores de la Selección, como excentral que fue, y sabe que hay buen material y que es la posición mejor cubierta. Pero le preocupa la posición de arquero, pues para él no hay competencia para David Ospina.

“David está en un nivel muy lejano de los demás porteros. Yo sí nacionalizaría a Franco Armani, no porque crea que le quite el puesto a Ospina, pero sí podría exigirle más en la competencia y eso le favorecería a nuestro arquero titular”, dijo Arboleda, quien justamente vivió una experiencia similar a la de Armani: “Yo estuve cerca de nacionalizarme polaco para jugar la Euro 2012, estaba haciendo los trámites y me lesioné de gravedad de mi rodilla. El técnico Smuda fue el que me quiso llevar a la selección, pero no se pudo. Así que yo estoy de acuerdo con nacionalizar a un futbolista, siempre y cuando sea para bien de nuestra selección”.

Santos Arboleda pasa sus días de empresario y comerciante en Ibagué, la tierra natal de su esposa Paola. Desde allí seguirá recibiendo llamadas de la prensa deportiva colombiana y polaca, pues es el máximo referente de esa liga y en el país de Lewandowski es el más famoso de los cafeteros.

Fuente: Juan Pablo Arévalo López
Futbolred
juaare@eltiempo.com
En Twitter: @ArevaloJuanP