13 muertos en Magüi Payán por combates entre ELN y Bacrim

Una mujer de 22 años con tres meses de embarazo y madre de un niño de tres años y el líder comunitario Edison Marcial Ortiz Bolaños están, según la Alcaldía y la Personería de Magüi Payán, entre los 13 muertos por los combates que se dieron en esa población el lunes 27 de noviembre.

Otros seis muertos fueron sepultados en varias veredas. Según la Alcaldía y la Personería, los combates fueron entre el Eln y la banda criminal ‘Resistencia Campesina’, en la vereda Pueblo Nuevo de Magüí Payán, donde se disputan el espacio dejado por las Farc.

El alcalde de esa población, Walter Hernando Quiñones, y el personero Wilson Ramiro Angulo aseguraron ayer que el número de víctimas por el enfrentamiento llegó a 13, según testimonios de la comunidad.

Los pobladores contaron que los hechos sucedieron hacia las cinco de la tarde, cuando se estaba jugando un torneo de fútbol y además había una fiesta en la que participaba la comunidad. “Personas armadas pertenecientes al Eln y al grupo denominado ‘Resistencia Campesina’ sostuvieron presuntamente una discusión verbal y posteriormente se presentan disparos, donde además del fallecimiento de combatientes de los grupos armados ilegales, resultó afectada la población civil”, afirmaron el alcalde y el personero de Magüí Payán.

Cuatro muertos, cifra preliminar de enfrentamientos en Nariño

El pasado 29 de noviembre, el general Sergio Alberto Tafur, comandante de la Fuerza de Tarea Pegaso del Ejército, que tiene presencia en la zona, señaló que las tropas ubicaron en dos viviendas los cuerpos de cuatro personas cuando eran velados por sus familiares. Otro cuerpo fue trasladado al municipio de Barbacoas.

Las autoridades tratan de establecer si Wilman Haney Ortiz Bolaños, hermano del líder comunitario asesinado, está desaparecido. Se teme que lo tenga el Eln y, de acuerdo con las versiones de habitantes de la vereda Pueblo Nuevo, tendría heridas en una de sus piernas. Según el alcalde y el personero, la comunidad teme nuevos enfrentamientos entre el Eln y la banda criminal, que se disputan el control territorial. Al menos 18 familias de distintas veredas se habrían desplazado al casco urbano.

Por su parte, Édgar Insandará, secretario de Gobierno de Nariño, desmintió al alcalde y al personero de Mangüí Payán y dijo que “los cuerpos que se han encontrado hasta el momento son cinco”. “No han hecho una misión de verificación de los hechos”, agregó el secretario Insandará, quien finalmente señaló que no se trató de una masacre, sino de un choque entre el Eln y disidentes del frente 29 de las Farc.

 

Fuente: El Tiempo.