¿Como van las promesas del Gobierno, después del Paro Cívico en Buenaventura?

Como un instrumento clave para el cambio social y económico calificó la comunidad de Buenaventura el proyecto de ley que se radicó ante el Congreso esta semana y que le da vida al Fondo de Patrimonio Autónomo para el Distrito (FonBuenaventura).

Con esta acción, que se dio casi dos meses después de haberse superado el paro cívico en este municipio, se empiezan a honrar los compromisos que el Gobierno Nacional asumió con esta comunidad.
“Este es un gran avance, no era lo que queríamos ni lo que deseaba el Gobierno, pero hubo concertación”, dijo Víctor Vidal, uno de los miembros del Comité Cívico de paro.

El Fondo de Patrimonio Autónomo para Buenaventura es el instrumento del cambio para el puerto por varias razones argumenta el líder social: incluye un plan de desarrollo a 10 años para el Distrito, recursos por $1,6 billones que se invertirán en 2017, 2018 y 2019 y generó un movimiento social que se espera perdure.

Otro punto que destaca Vidal es que por decreto se constituirá una mesa de seguimiento para todos los acuerdos con presencia de la comunidad y del Estado. “Nuestro interés es que las soluciones planteadas para Buenaventura perduren más allá del actual Gobierno”, afirmó.

Una visión similar tiene Mary Estrada, directora del Comité Intergremial de Buenaventura, quien considera que lo que se pasó en el municipio marca un antes y un después, gracias al empoderamiento de la comunidad.

“Buenaventura sufre un abandono histórico y en este momento hay un despertar de la gente, nunca se había visto como juntos se pudo resistir y lograr que el país mire hacia esta región”, aseguró.

Tambien te puede interesar  Bonaverense arrestado en China por Narcotráfico, será repatriado

Para la líder gremial, hasta ahora se ha venido cumpliendo el cronograma de trabajo entre la comunidad y funcionarios del Gobierno que participan de las diferentes mesas de trabajo. “Creo que se ha cumplido, lo que pasa es que los problemas del Puerto no se solucionan de un día para otro”.

Así lo confirman las cifras. Según Planeación Nacional, el 64 % de la población urbana en Buenaventura es pobre; el analfabetismo se ubica en el 17%; el 46 % de los trabajadores en 2016 tenía una ocupación por cuenta propia y el 71 % de la población recibe agua hasta 8 horas día de por medio.

Por eso el foco de los recursos que se invertirán en los próximos años en el municipio están enfocados en resolver esas prioridades inmediatas, es decir, que toda la población tenga acceso a agua 24 horas, que se garantice la educación y los servicios de salud.

Por ejemplo, Buenaventura tiene garantizadas inversiones por $230.000 millones en alcantarillado; $266.000 millones para agua y saneamiento básico; $165.000 millones para vivienda; $244.000 millones para salud; $170.000 millones para educación, entre otras inversiones, algunas de las cuales están en marcha (ver recuadros).

La gobernadora del Valle, Dilian Francisca Toro, destacó que ahora lo importante es que el Congreso avale lo más pronto posible el proyecto FonBuenaventura, en el que quedan incluidos recursos del presupuesto de la Nación, del Departamento y del Municipio, además del crédito prometido por US$76 millones.

El camino del cambio para Buenaventura apenas comienza y gremios y comunidad coinciden en que se avanza por una buena ruta.

Tambien te puede interesar  Revisan avances del proyecto de acueducto de Buenaventura

 

 

Tomado de: El País