Trafico ilegal de ranas venenosas, preocupan en Buenaventura y Dagua

La Universidad del Valle y la Corporación Autónoma Regional del Valle del Cauca, CVC, anunciaron un monitoreo para vigilar la rana venenosa, de especie Oophaga lehmanni, tras alta preocupación por su tráfico ilegal.

Al parecer el anfibio está siendo vendido para extraer su sustancia y luego fabricar posibles medicamentos.

La rana venenosa se encuentra actualmente en los municipios de Buenaventura y Dagua, especialmente en la cuenca de Anchicayá.

La Corporación además relató que está siendo traficada como mascota exótica por su belleza.

Esta especie mide aproximadamente 3,5 centímetros y se le reconoce por sus brillantes colores amarillo, rojo o naranja con franjas negras.

Los biólogos de la CVC y de la Univalle han estado estudiando y monitoreando la población que existe en la cuenta Anchicayá.

“Esta especie está en amenaza crítica. La cuenca del río Anchicayá es el único punto en el mundo donde habita. Gracias al convenio que está desarrollando la CVC y Univalle lograremos tener a mediano y largo plazo un inventario preciso del número de ranas venenosas”, comenta Wilmar Bolívar, biólogo y doctor en Ciencias Biológicas de la Univalle.

Por su parte, Paola Andrea Arango Quiroga, trabajadora social de la CVC y coordinadora de la Unidad de Gestión de Cuenca, UGC, Anchicayá Alto, afirma que “el trabajo con los actores sociales de esta zona ha sido de gran importancia. La comunidad ha indicado los sitios donde se ha hallado la rana y se encargarán de que otras personas no la trafiquen ilegalmente”.

 

Fuente: El País