Denuncian a Neoparamilitares por interrumpir en espacio Humanitario

El pasado domingo 27 de agosto, aproximadamente a las 6:45 p.m. ingresaron al Espacio Humanitario Puente Nayero, distrito de Buenaventura, dos neoparamilitares en medio del desarrollo de la asamblea comunitaria que se realizaba en la calle principal del lugar humanitario.

Los neoparamilitares accedieron al Espacio Humanitario desde el punto conocido como El Piñalito.

El Piñalito es uno de los cinco lugares de ubicación de la fuerza pública asignados para el control perimetral, sin embargo, desde el 2016 no hacen presencia en ese punto.

Uno de los neoparamilitares preguntó a un miembro de la comunidad si el objeto de la asamblea era la salida de las y los líderes, así como el retiro permanente de la fuerza pública.

El neoparamilitar afirmó, que con esta salida ellos podrían entrar y tomar posesión del lugar; minutos después, se retiraron, saliendo por la entrada principal, en medio de la presencia de efectivos policiales ubicados para el control perimetral.

Las y los habitantes del Espacio Humanitario de Puente Nayero son beneficiarios de Medidas Cautelares otorgadas por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH); dentro de los requerimientos que la CIDH hace al Estado colombiano está la adopción de medidas necesarias para la preservación de la vida e integridad de estas familias.

Una de las medidas concertadas con la comunidad es la ubicación de puntos para el acompañamiento perimetral, sin embargo, desde 2016 solo existe presencia de fuerza pública en dos de los cinco puntos asignados.

Dos días después de la asamblea comunitaria, el martes 29 de agosto, aproximadamente a las 4:36 p.m., en el barrio La Playita de la comuna 4 el neoparamilitar conocido por el alias de “Yeimi”, jefe de estructura neoparamilitar de Los Urabeños en el barrio Alfonso López, realizó registro fotográfico de las placas que identifican el vehículo de protección de Orlando Castillo, líder del Espacio Humanitario Puente Nayero.

Al momento del registro fotográfico, Orlando y varios miembros de la comunidad dialogaban sobre los constantes actos de pillaje de la estructura neoparamilitar en medio de la fuerte presencia militar que hay en el sector.