Aval por firmas a candidatos presidenciales no fueron del todo efectivas

La curaduría que varias campañas contrataron antes de entregar las firmas a la Registraduría, el mes pasado, en busca del aval presidencial, no fue del todo efectiva. A todos les encontraron firmas falsas o erróneas, y tres de los once precandidatos por movimientos, Frank Pearl, Jairo Clopatofsky y Luis Mendienta, que presentaron apoyos precisos, se quedaron sin aval.

Los que más presentaron apoyos y alardearon de esto fueron a quienes más firmas les anularon. El 62 % de las 2’208.543 de Alejandro Ordóñez, el 57 % de las 2’058.720 de Carlos Caicedo y el 51 % de las 5’522.0888 de Germán Vargas Lleras fueron desechadas.

Marta Lucía Ramírez casi se queda con su equipo de campaña sin estrenar: fue la que obtuvo aval con el menor número de apoyos, 440.502. Lo mínimo eran 396.286, que corresponden al 3 % del total de los votos de la última elección presidencial.

Los otros con menos firmas avaladas fueron Gustavo Petro, con 550.337; Juan Carlos Pinzón, con 569.042 y Sergio Fajardo, con 674.471. En contraste a Piedad Córdoba le acreditaron 836.790 firmas.

¿Habrá nuevas alianzas?

No fueron muchas las sorpresas que dejó este primer round por la carrera presidencia, ni tampoco serán muchos los cambios que vendrán, porque no se vislumbran coaliciones diferentes a las de Iván Duque (Centro Democrático), Ordóñez y Ramírez, y a las de Petro, Caicedo y Clara López.

Pedro Jurado, director del programa de Ciencia Política de la U. de Medellín, afirmó que ahora, con esa pluralidad de nombres, se tiene un escenario amplio, con variedad de representación, que seguro proporcionará un escenario político abierto y que hasta hoy está por estructurarse.

El politólgo y docente Pedro Piedrahita, calificó los resultados como el proceso normal de las elecciones, es decir de la decantación de candidatos. Agregó que quienes no obtuvieron aval buscarán algún acuerdo para apoyar a los candidatos más fuertes.

“Pearl irá con la izquierda y Mendieta y Clopatofsky estarán más cercanos al uribismo o Vargas Lleras, pero la realidad es que no aportan un considerable caudal electoral”.

Al respecto Olga Illera, decana de la Facultad de Ciencia Política de la U. de la Sabana, manifestó que lo que viene es más de lo mismo, y que de esos ocho que sobrevivieron llegarían a primera vuelta Vargas, Fajardo y Petro, “pero sobre las plataformas partidistas que ya habían creado. O sea, nacen bautizados”.

Según Nicolás Liendo, vicedecano de la Escuela de Política de la U. Sergio Arboleda, con el nuevo panorama queda más sólida la alianza de Duque y Ramírez, sin Ordóñez ni Viviane Morales, mientras que en la izquierda la situación está más difícil, poerque hay más candidatos y más problemas personales. “Fajardo lidera en las encuestas, pero presentó menos firmas. Las coaliciones están demostrando que los partidos importan y que solo con nombre no se llega a la presidencia”.

Muestra de gratitud

Tras conocerse los resultados de la Registraduría, los precandidatos se mostraron agradecidos con los ciudadanos.

Vargas Lleras resaltó que hoy son el movimiento con mayor respaldo ciudadano. “Demostramos que millones de colombianos creen que el sueño de un país con mejores oportunidades, trabajo, salud y economía”.

Por su parte, Ramírez dijo que estaba muy contenta porque ya tenía una candidatura independiente. “Vamos a trabajar por una economía fuerte, de la que nos sintamos orgullosos en toda la región”.

Por su parte Petro manifestó que Colombia Humana ya tiene vida jurídica. “Nos costó 104 millones de pesos el esfuerzo. Gracias por el apoyo de la ciudadanía”.

En la campaña de Fajardo resaltaron que obtuvieron el menor número de firmas inválidas, el 34 %.

 

Fuente: El Colombiano