No hay buenas expectativas sobre recuperación de economía Colombiana

Mientras el Ministerio de Hacienda espera los resultados del crecimiento de la economía en el segundo trimestre, que el Dane divulgará el 22 de agosto, para revisar la meta de 2,3 % de aumento del producto interno bruto (PIB) este año, ya lo empezaron a hacer a la baja los analistas que, en promedio, ven una expansión de 1,7 %.

En esa cifra coinciden los consultados en la Encuesta de Expectativas de Banco de la República y en la Encuesta de Opinión Financiera (Fedesarrollo), reveladas esta semana y que se ubican debajo del crecimiento de 2 % en el PIB de 2016.

Si a principio de año el Gobierno esperaba un crecimiento este año de 2,5 %, ya lo bajó en junio a 2,3 %, pero los consultados por el Emisor comenzaron con una expectativa de 2,3 % y ya va en 1,7 %.

De hecho, las Minutas (relatoría) de la última reunión de la junta directiva del Banco de la República dejan ver que se están “materializando riesgos a la baja incorporados” en el pronóstico de su equipo técnico, que es de 1,8 % como cifra de crecimiento más probable para este año.

En el caso del sondeo de Fedesarrollo, entre junio y julio hubo una reducción desde ese 1,8 % a un 1,7 %: “El 50 % de los encuestados cree que el crecimiento de 2017 se ubicará entre 1,5 % y 1,8 %, mientras que en junio ese rango estaba entre 1,7 % y 1,9 %”, añade el reporte del centro de pensamiento económico.

Por su parte, la encuesta del Emisor indica una disminución hasta 1,7 % en lo que crecería la economía colombiana, desde el 2,2 % que se registró en abril pasado, cuando fue la penúltima vez que consultó sobre el PIB.

Recuperación será lenta

Estos reajustes en las previsiones son fruto de una conjugación de factores adversos. Se aprecia un crecimiento bajo de la producción industria, un comercio con ventas apretadas, una tendencia descendente en precios del petróleo –lo que más vende Colombia al mundo–, un estancamiento de la generación de empleo en las principales ciudades y un deterioro de la demanda interna, pues la confianza de empresarios y consumidores aún sigue en terreno negativo.

“La economía se encuentra en la etapa de transición hacia la recuperación, pero no se identifican grandes motores de crecimiento que permitan augurar un ajuste acelerado”, precisó el más reciente informe de perspectivas del BBVA Research.

En esa medida, la Encuesta de Opinión Financiera de Fedesarrollo señala que los analistas redujeron en el último mes el crecimiento esperado en el segundo trimestre, pasó de 1,6 % a 1,4 %, mientras para el tercero sería de 1,9 %

Inflación por buena senda

Pero las mejores expectativas están en la evolución del Índice de Precios al Consumidor (IPC), con que el Dane mide la inflación, principal señal del aumento del costo de vida de los hogares colombianos. La variación del IPC para este año sería de 4,28 %, indica la encuesta del Emisor, mientras la de Fedesarrollo la ubica en un 4,3 %.

Esto prevé un incremento en el segundo semestre frente a inflaciones mensuales negativas registradas en ese periodo de 2016, así como una mayor desaceleración en precios de los alimentos que en aquellos regulados, como los servicios públicos.

Finalmente, para el cierre de 2018, ambas encuestas coinciden en la expectativa de una inflación anual de 3,5 %.

 

 

Fuente: El Colombiano.