Que buscan congresistas, apoyando paros en el País?

Ahí, en medio de una multitud de personas, entre pancartas, pitos y gritos de reclamo, ha estado el senador y candidato presidencial del Polo, Jorge Enrique Robledo.

Esta semana Robledo solo ha tenido que bajar las escaleras del Capitolio que dan a la Plaza de Bolívar para abrazar su causa: miles de maestros, arroceros y trabajadores estatales en paro que llegaron hasta el lugar para manifestarse contra el gobierno del presidente Juan Manuel Santos y exigir reivindicaciones para su sector.

“Todos a la calle, sin distingos de ningún tipo debemos estar todos en la calle respaldando a estos compatriotas en sus exigencias al pésimo gobierno de Juan Manuel Santos” expresó el congresista en un video difundido en sus cuentas de redes sociales, en el que convocó a las protestas de distintos sectores que se desarrollaron esta semana.

Sobre los paros Robledo afirmó que tanto los maestros, como los arroceros y trabajadores estatales han estado reclamando “justísimos derechos”. “Si un senador no sirve para respaldar a quienes se movilizan por justas causas, entonces ¿para qué carajos sirve un senador?” dijo.

El paro de taxistas del mes pasado, en el que también participó, lo calificó como “exitoso” y destacó que fue un “paro sin excesos, contó con un gran respaldo de la ciudadanía porque no hubo las desproporciones que al final no le sirven a este tipo de reclamos. Estas luchas son supremamente difíciles, este es un país supremamente corrupto. Al final lo que queremos es que las cosas funcionen bien”.

Por otra parte, el senador Alexander López (también del Polo Democrático) viajó hasta Buenaventura (Valle del Cauca) para participar del paro cívico.

Sectores del Gobierno dicen que el senador del Polo fue uno de los que estuvo liderando el paro. Sin embargo, en diálogo con EL TIEMPO, el congresista, que estuvo presente en varias de las protestas, explicó que fue un “facilitador” e “interlocutor” junto a otros seis senadores nombrados por resolución de la mesa directiva del Senado y que además ayudó en la estructuración del acuerdo.

Según López, Buenaventura hace parte de su agenda política personal desde hace 15 años, cuando llegó al Congreso como representante a la Cámara por el departamento del Valle del Cauca.

Llegó al cuarto día de paro a la ciudad portuaria y estuvo 13 días más. “Cuando llegué encontré una protesta pacífica, de fiesta, partidos de fútbol, marimba, pero al mediodía se apareció el Ejército y el Esmad lanzando gases lacrimógenos” afirma.

El congresista aseguró que ha liderado 15 debates de control político y seis de derechos humanos sobre Buenaventura. De hecho, el pasado miércoles citó a la Comisión Primera del Senado para discutir sobre la implementación de plan de choque para ese municipio y hacer seguimiento a los acuerdos. “Tenemos que definir un cronograma, esquema, cómo será la ejecución, qué equipos serán parte de la implementación, entre otros aspectos”, dijo.

“Mi condición social es estar al lado de los débiles, de las luchas justas y pacíficas, la lucha de los maestros es justa” asevera el senador del Polo sobre los otros paros que se desarrollan en el país. Con respecto al paro de profesores, afirmó que está dispuesto a ser un facilitador si el magisterio y el gobierno se lo permiten.

FUENTE: EL TIEMPO – POLÍTICA