Miembros de un equipo de meteorología de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica de Estados Unidos se adentraron en el corazón del fenómeno, con vientos de casi 300 kilómetros por hora. Allí grabaron impresionantes escenas y uno de ellos compartió la experiencia de su “día en la oficina

Deje su comentario

Deje su Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here