Slobodan Praljak muere después de beber veneno en medio de su sentencia

El Tribunal Penal Internacional para la antigua Yugoslavia (TPIY) ha suspendido este miércoles la lectura de su última sentencia de apelación, después de que uno de los acusados, Slobodan Praljak, de 72 años y exgeneral del ejército en la autoproclamada República Croata de Herzeg-Bosnia, dijera que se había tomado un veneno. Según la televisión croata, Praljak ha muerto, aunque el tribunal no lo ha confirmado.

La lectura de la apelación discurría sin problemas cuando, de repente, Praljak ha gritado lo siguiente: “No soy un criminal de guerra”.

Después ha bebido el contenido de un vasito y su abogada ha dicho que era veneno. La sesión ha sido suspendida en medio de gran confusión.

Los letrados y secretarios presentes en la sala se han levantado y los traductores, aturdidos, han cerrado los micrófonos.

Carmel Agius, presente de la sala, ha ordenado que se corrieran las cortinas del banquillo de los acusados y la misteriosa bebida fuera llevada al laboratorio para su análisis. El tribunal, con sede en La Haya, ha llamado a una ambulancia. Se ha abierto una investigación y la Sala 1 ha sido precintada porque es el lugar donde sucedieron los hechos.