Una casa embrujada en México, lo que se oye es de otro mundo

La “Casa Embrujada” de Orizaba se ubica en la calle Sur 2 esquina Poniente 5, en ruinas e importante estado de abandono, resguardada por un enigmático portón que invita a cualquiera a vivir eventos desconocidos, cubiertos por la frondosidad de un viejo árbol que vigila lo largo de la calle.

Cuentan los pobladores del lugar, hace muchos años, llegaron a esa ciudad una familia de alto poder económico, quienes hicieron de la vivienda una hermosa mansión, sin embargo, la excelsa riqueza de estas personas, desató la envidia de un individuo quien haciéndose pasar por mayordomo, protagonizó una de las tragedias más recordadas en la región.

Tras varios años de servicio, el mayordomo había estudiado los movimientos de sus patrones, la ubicación de las cajas fuertes y las joyas, así que planeó un evento multitudinario en la mansión para asesinar a todos los presentes, colocando veneno en los alimentos.

Luego de consumir los alimentos envenenados, los asistentes comenzaron a sentir un profundo sueño que terminó durmiéndolos en el evento, al estar completamente dormidos, el mayordomo arrastró los cuerpos hacia un hueco de la cocina que conducía al sótano, donde apiló a los inertes niños, jóvenes y adultos por igual.