Buenaventura en Linea
"A Yilmar lo están dejando morir", está en la Clínica Rey David en Cali y denuncian: "no ha recibido una atención adecuada"

“A Yilmar lo están dejando morir”, está en la Clínica Rey David en Cali y denuncian: “no ha recibido una atención adecuada”

Según lo informado por los médicos a su familia, Yilmar tiene un tumor, “se evidencia lesión cerebral neoplásica maligna”.
Noticias Valle del Cauca.

El joven docente ingresó “caminando, lúcido y por sus propios a la clínica” por una “infección un ojo”; pero hoy se encuentra con muerte cerebral y con un tumor que lo tiene al borde de su deceso. Su familia solicita traslado para una segunda valoración, pero la respuesta desde la institución médica ha sido “no hay nada que hacer”.

No solo es una familia, conocidos, colegas o amigos, es una región y un gremio que pide la verdad, atención justa y humana para Yilmar Andrés Riascos, un joven docente de educación física de la Institución Educativa Gabriela Mistral en la ciudad de Popayán.

Éste querido y conocido profesor de López de Micay de 37 años de edad ingresó por una “infección en el ojo izquierdo” a la Clínica Santa Gracia en la capital caucana el pasado 8 de febrero.

De acuerdo a lo indicado por su familia a TuBarco, en su momento se precisó que “refiere cuadro clínico de 8 días de evolución consistente en cefalea intensa asociada a fotofobia, infección conjuntival, quemosis y supuración del área”.

Yilmar Riascos

Detallaron que en la clínica, en Popayán le dieron manejo a los dolores que presentaba con varios medicamentos y también gotas, además de “tramadol y otros antibióticos” prescritos por el médico tratante.

Luego de ingresar a la Rey David

Sin embargo, para el día 17 de febrero, tuvo que ser remitido en ambulancia hasta Cali, a la clínica Ocular de Occidente.

“Para una valoración médica con el Oculoplastia, el cual, prioriza cita con retinologo”, cita que de acuerdo a lo informado por sus familiares, “el centro médico programo para el día 20 de febrero”.

Por tal motivo, se dirigieron a la “Clínica Rey David, centro médico asignado por la FIDUPREVISORA (Magisterio)”, indicaron.

A su ingresó a la clínica, Yilmar “en el servicio de urgencia, fue priorizado con el especialista en retinología”.

Quien dio indicaciones a la clínica y decidieron hospitalizarlo.

A su llegado, le tomaron una serie de exámenes con la finalidad de “identificar el foco de contaminación y el tipo de infección” que tenía, “el diagnostico dado fue una uveítis”, un tipo de inflamación del iris.

Al noveno día de estar hospitalizado, Yilmar inició a presentar picos febriles entre 38-40°C.

Denuncian que en diferentes oportunidades se le comunicó “al personal de enfermería y se les solicitó que por favor informaran al médico de turno, sin embargo, el médico de piso solo ingresó a verlo en una ocasión”.

Así mismo, se le hizo saber a la internista de turno que tras la aplicación de algunos medicamentos, el paciente presentaba “escalofríos, fiebre, malestar general, vómito y sensación de tontina”.

Pero su respuesta fue que no era por el medicamento y que correspondía a sugestión de Yilmar, “si fuera a causa del medicamento, el paciente debería estar en UCI”, denuncian sus familiares.

Agregan que lo llamativo de la situación, fue que cuando Yilmar no permitió la administración del medicamento, los síntomas que lo aquejaban desaparecieron.

En medio de ello, y ante la negativa de los profesionales de no retirar el medicamento “se acordó pasar el medicamento en una forma más lenta y menos frecuente para disminuir los efectos”.

Su situación empeoró

Pese a esa situación, la fiebre y el intenso dolor de cabeza, persistieron.

Tomaron nuevamente exámenes, “en los cuales, según el personal a cargo, no se encontraron alteraciones”.

Fue así que durante las horas de la mañana del pasado 11 de marzo, Yilmar presentó una fuerte fiebre, escalofríos y malestar general.

“Se anunció a la estación de enfermería, pero llegaron casi una hora después”. Cuentan que tras varias complicaciones para respirar, vómito de bilioso, decidieron ponerle oxigeno.

El médico internista manifiesta entonces descartar Covid, Dengue, TAC y Ecografía de Tórax repetir los exámenes auto-inmunes y suministrar oxigeno hasta nueva orden.

Sin embargo, la situación no mejoró, Yilmar tuvo una serie de fuertes complicaciones hasta hasta quedar en estado catatónico. “Él no hablaba, no reconocía a las personas se quedó inmóvil en la cama”.

Posteriormente, “fue llevado a radiología, para realización del TAC y cuando se lo van a hacer, convulsiona”.

Le detectaron un tumor

Para el día sábado 13 de marzo, durante las horas de la mañana le realizaron una resonancia magnética con contraste.

En la cual, según lo informado por los médicos a su familia, Yilmar tiene un tumor, “se evidencia lesión cerebral neoplásica maligna”.

Y que “tiene todos los criterios para determinar muerte cerebral, que van a realizar unas pruebas confirmatorias para el diagnóstico pero que por su parte, no hay más por hacer”, le dijeron a sus allegados.

En medio de dicha situación y las respuestas dadas desde la clínica, la familia ha solicidado una segunda opinión sobre el tema.

Ya se han comunicado con especialistas externos, “quienes refieren que ciertamente el pronóstico es malo, pero nos indican posibilidad de estudiarlo y realizar una cirugía de urgencia”, aclararon.

Falleció Mayra Jiménez, la joven que imploraba ayuda para contrarrestar el cancer

Saben que hay un riesgo, que las probabilidades de fallecer durante la cirugía son altas, pero no pierden las esperanzas de que algo se pueda hacer.

Es por ello, que se encuentran en la lucha para lograr la remisión de Yilmar a una clínica en de mayor complejidad en Cali, en la que obtengan una segunda valoración médica y realizar los actos necesarios para salvaguardar su vida.

Varias manifestaciones han adelantado en el país

La situación de Yilmar es cada vez más compleja, su estado de salud se ha deteriorado cada vez más, “él ingreso caminando, consciente, orientado en todas sus esferas, tiempo, lugar, espacio y persona”.

Pero “en la actualidad su estado de salud sigue siendo un misterio, no nos dan un diagnóstico claro que explique las causas de los sucesos, y ahora presenta nuevas patologías y deterioro multisistémico, rápido y progresivo, con el cual no ingresó a esta institución”, recalca su familia.

Es por eso, que en medio de las constantes solicitudes para que el caso de Yilmar sea atendido, varias manifestaciones se han adelantado en Cali, Popayán, Guapi y en Cajibio.

Todas con una misma voz: “atención médica justa y humana para Yilmar”.

 

 

 

 

 

 

 

 

 



Fuente de la Noticia

Síguenos

Para que no te pierdas nada de nada.

%d bloggers like this: