El papa Francisco firmó el decreto que reconoce las “virtudes heroicas” del controvertido obispo de Santa Rosa de Osos Miguel Ángel Builes (1888-1971), el primer paso en el proceso de beatificación, informó este lunes la oficina de prensa del Vaticano.

El obispo, fundador de varias congregaciones religiosas, nació el 9 de septiembre de 1888 en Donmatías y falleció el 29 de septiembre de 1971 en Medellín y fue conocido por sus controvertidas y rígidas posiciones contra los gobiernos liberales del país y considerado una figura ultraconservadora.

Creó la congregación de Hermanas Misioneras de Santa Teresita de Jesús y las Misiones extranjeras de Yarumales, con presencia en muchos países del mundo especialmente en África.

Sus defensores aseguran que vivió en total austeridad y que mantuvo siempre abierta las puertas del obispado a los más necesitados.

El decreto fue firmado junto con otros durante una audiencia con el cardenal y prefecto de la Congregación para las Causas de los Santos, Angelo Amato, el pasado viernes.

El camino hacia la santidad tiene varias etapas: la primera es la confirmación de las virtudes heroicas para ser declarado “venerable siervo de Dios”, la segunda beato y la tercera santo.

Para que un venerable sea beatificado es necesario que se haya producido un milagro debido a su intercesión y para que sea canonizado, hecho santo, se precisa un segundo milagro obrado “por intercesión” después de ser proclamado beato.

El País

Deje su comentario

Deje su Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here