in

Alza de la divisa afecta viajes, estudios y compras al exterior | Finanzas | Economía

Becas

La economía colombiana se ha visto fuertemente golpeada en el último año con una inflación mayor al 9% y una volatilidad en el valor del dólar que supera los $4.500, con esto el poder adquisitivo de las personas se erosiona al estar “todo más caro”.

(Vea: Dólar: la preocupación por su impacto en el país continúa).

Y, para aquellos que desean viajar, estudiar o comprar en el exterior, ahora cuesta un poco más.

En el caso del turismo, de cara a los países dolarizados, el peso colombiano esta perdiendo su valor. Sin embargo, en Estados Unidos esta alza parece no haber perjudicado el turismo.

Para Dana Young, presidenta y directora general de Visit Florida, entidad de promoción turística, la industria del estado no muestra signos de desaceleración, a pesar del aumento del costo de vida en dicho país.

Colombia es un mercado resistente para el turismo de la Florida, ya que vimos un crecimiento de visitas durante toda la pandemia. En 2021, Colombia fue el mercado número 1 de Florida con 709.000 visitantes, un aumento de casi el 30% con respecto a 2019. Además, Florida captó el 71% de los visitantes colombianos a Estados Unidos en 2021, es decir, 52 puntos porcentuales más que nuestro competidor más cercano”, indicó Young.

En 2020, Miami, Orlando y Fort Lauderdale fueron los principales destinos de Florida para el mercado colombiano, lo que podemos atribuir a la amplitud del transporte aéreo a estas ciudades de entrada.

Para este año, entre junio y agosto de 2022, los niveles de vuelos directos programados se ven muy positivos”, dijo la directora. Se descata que la ciudad de Fort Lauderdale tiene actualmente 138.000 asientos programados para vuelos directos, lo que representa un 13% respecto al mismo periodo de 2019.

Por su parte, Miami tiene algo más de 320.000 asientos programados para vuelos directos, lo que significa un aumento del 32% respecto al 2019.

(Vea: Los negocios que se mueven alrededor del dólar en el país).

En el caso de Orlando tiene casi 57.000 asientos programados para vuelos directos, es decir, 4% más con respecto al mismo período de prepandemia. Para cerrar, la dinámica de viajes, la firma ha observado una gran cantidad de ‘intercambios’ en los que los viajeros no pudieron disfrutar de sus vacaciones en los dos últimos años y las han trasladado a este año, en el caso de los viajes al extranjero.

En contraparte, en el panorama de compras, si se mantiene la tasa de cambio alta, uno de los canales que tendría una mayor afectación en el mediano plazo sería el ecommerce, ya que muchos colombianos que compran productos en el exterior o importados tendrán que pagar valores más altos o no realizar compras.

De acuerdo con Álvaro Andrés Morales, gerente de análisis económico para la Cámara Colombiana de Comercio Electrónico (Ccce), la transferencia de la tasa de cambio a los precios de los consumidores no suele ser inmediata, ya que muchos comercios suelen tener inventarios. No obstante, en la medida que se vayan agotando esos inventarios “se reflejarán las consecuencias del alza del dólar, que a su vez va presionar los precios de los consumidores en el país”.

Así mismo aseguró que “en particular en el comercio electrónico tenemos varias categorías que dependen de forma importante de las importaciones como las categorías de electrodomésticos o categoría de turismo, si se mantiene esta actual depresión del peso se verá reflejado en los costos y de una desaceleración del consumo”, explicó Morales.

(Vea: Cuál es el mejor momento para comprar dólares e invertir con la divisa).

Por su parte, la Cámara Colombiana de Informática y Telecomunicaciones (CCIT) ha manifestado que programas de seguridad, en los que se destacan softwares, podrían tener un incremento significativo para las empresas, ya que la adquisición de las licencias y servicios debe pagarse en dólares.

Educación en el exterior.

iStock

Así mismo, la fluctuación en el precio del dólar, sigue teniendo a la expectativa el comportamiento de la moneda colombiana en el ámbito de la educación, para aquellos ciudadanos que tienen planes de emigrar para continuar con sus estudios a cualquier nivel.

De acuerdo con las cifras de Migración Colombia, en los primeros seis meses del año, 44.722 ciudadanos colombianos dejaron el país por motivo de estudios, 115% más que en el mismo periodo del año anterior en el cuál se registraron 20.046 salidas.

El fenómeno mundial del alza, incrementa los costos de viajes, especialmente en los destinos que tienen como moneda local el dólar. Para Andrés Tobón, director de operaciones de Ocassio, “la afectación se da sobretodo los precios de los procesos como la visa y los estudios que varían en función del programa académico”.

Por su parte, María Fernanda Vega, directora de internacionalización de la Universidad de América, asegura que, “el cambió del dólar tiene un impacto muy significativo. Hemos visto una disminución de la capacidad institucional y de las familias, para que los estudiantes puedan acceder a un programa de intercambio”.

(Vea: Industria de textiles, calzado, y plástico sienten el impacto).

Para los costos de las universidades internacionales, Paola Caicedo, experta en educación exterior, explica que, “en el caso de EE. UU. depende de si tiene nacionalidad o no”.

Dijo que “para aquel que tenga la nacionalidad el precio de anual está entre los US$35.000 para la universidad pública. En el caso del estudiante colombiano, el precio está en los US$65.000 anuales”.

PORTAFOLIO

Fuente de la Noticia

Redacción
Author: Redacción

Reporte

What do you think?

El crecimiento de William Saliba, la exhibición contra el Everton tiene al entrenador del Arsenal, Mikel Arteta, emocionado por lo que sigue | Noticias de Buenaventura, Colombia y el Mundo

El crecimiento de William Saliba, la exhibición contra el Everton tiene al entrenador del Arsenal, Mikel Arteta, emocionado por lo que sigue

A plena luz del día asesinaron a joven y le dejaron un cartel que decía “En Corinto no se roba”

A plena luz del día asesinaron a joven y le dejaron un cartel que decía “En Corinto no se roba”