Buenaventura en Linea
Artistas en Cali, homónimos de capos del narcotráfico - Cali - Colombia

Artistas en Cali, homónimos de capos del narcotráfico – Cali – Colombia


Dos referentes del arte y la cultura en la ciudad son conocidos por sus talentos y liderazgos en sus trabajos. Sin embargo, ser homónimos de personajes que causaron enormes heridas en la sociedad colombiana, los han llevado a vivir experiencias que van desde lo curioso hasta lo incómodo.

En las artes escénicas caleñas, el nombre de Diego Fernando Montoya es sinónimo de prestigio, calidad y rigurosidad. Aunque nació en el municipio antioqueño de Itagüí, su pasión por la escritura y el teatro lo llevó desde los años 80 a residir en Cali, ciudad desde la cual desarrolló buena parte de su producción literaria y escénica.

Ni que decir de sus obras teatrales: con ‘El silencio’, por ejemplo, logró reunir a emblemáticos referentes de las artes escénicas y estar en escenarios de festivales nacionales e internacionales.

Cuando se baja el telón y se apagan las luces del teatro y sale a la calle, el nombre del dramaturgo genera por momentos inquietud y algunas miradas de reojo en algunas personas cuando se enteran cómo se llama.

Diego Fernando Montoya, reconocid escritor, dramaturgo y director general del Teatro del Presagio.

Para muchas de ellas, es inevitable relacionar su nombre con el de Diego León Montoya, alias ‘Don Diego’, un temido capo de la mafia del cartel del Norte del Valle, que fue extraditado a los Estados Unidos.

Para el dramaturgo, la confusión no sería mayor si la gente se fijara que el segundo nombre del dramaturgo es Fernando, mientras que el del capo es León. Sin embargo, de manera cultural, muchas personas o entidades suelen omitir o abreviar el segundo nombre.

(Le recomendamos: ‘Los profesores deben estar entre los primeros en ser vacunados’)

Una de las tantas anécdotas curiosas que le ocurrió se le presentó a la hora de hacer un pedido de libros al exterior, a través de una plataforma de internet donde sintió el peso que carga tener el mismo nombre de un capo.

“Los libros me los mandaban desde España y tenían que hacer tránsito en Estados Unidos, en Miami, porque venían por DHL. El caso es que me llegó una notificación, que tenían que contactarme con DHL porque mis libros estaban incautados por el FBI, porque según ellos iban para un narcotraficante”, recuerda Montoya.

Esta situación llamó la atención del dramaturgo, a quien le llamaba la atención que autoridades del país norteamericano tienen encerrado al capo, “además, no creo que él lea ese tipo de literatura. El caso fue que los libros estuvieron detenidos al menos 10 días por parte del FBI o la CIA hasta que pusieron mi nombre de la manera correcta”.

Para el dramaturgo y escritor, lo curioso es que en el país norteamericano, las veces que lo ha visitado, asegura que nunca tuvo inconveniente alguno ni mucho menos lo han detenido.

A ritmo de salsa

Tan solo basta con digitar el nombre Lorena Henao en el buscador de Google, para darse cuenta que todos los resultados de la primera página están relacionados con detalles de la también llamada ‘Viuda de la mafia’.

Su poderío y temible accionar en el cartel del Norte del Valle la llevaron a ser una de las más importantes de la organización criminal, que dejó una estela de delincuencia y muertes en el país.

En Cali también hay otra Lorena Henao que ‘armada’ de talento y una amplia sabiduría en el universo de la salsa, se encarga de construir cultura través de su labor como melómana.

Lorena Henao

Lorena Henao Loayza (centro), melómana y directora del Encuentro de Melómanos y Coleccionistas.

Bajo su liderazgo e han desarrollado diversos proyectos artísticos, que la han llevado a ser referente en el gremio, incluso, el año pasado, fue escogida como la primera mujer en dirigir el tradicional Encuentro de Melómanos y Coleccionistas,  dentro de la Feria de Cali.

Para esta caleña, apasionada por la salsa, el hecho de que muchas personas o entidades se detengan por unos minutos a revisar de manera detallada su nombre, se le ha vuelto casi normal, pues considera que “todo es cuestión de mostrar el número de cédula y se resuelve todo”.

(También lea: Alerta por falsas ofertas con vacunas contra el covid en el Valle)

Sin embargo, el ser homónima de la ‘Viuda de la mafia’ le ha hecho pasar algunos momentos incómodos.

“En una ocasión quise servirle a alguien de fiador y tuve muchos problemas por eso. También, hace mucho tiempo fui a San Andrés y aparecía que debía millonadas en diferentes sitios, pero afortunadamente todo se resolvió con el número de la cédula”, recuerda Henao Loayza.

Tanto Diego Fernando como Lorena trabajan desde sus áreas artísticas, de manera ardua para construir desde la cultura un mundo mejor del que quisieron imponer sus homónimos que lideraron el desaparecido clan delictivo.

Por eso siguen adelante con sus labores y no han pensado cambiar sus nombres.

CALI

Fuente de la Noticia

Síguenos

Para que no te pierdas nada de nada.

Lo más leído

%d bloggers like this: