Foto Semana

A pesar de que un juez le ordenó a la alcaldía de Buenaventura construirla, hoy más de 40 niños están recibiendo clases en una casa de madera.

El mar y la humedad acabó con la escuela rural Manuel Caicedo en la vereda La Plata, en Bahía Málaga. Hace más de 60 años que fue construída para los hijos de los pesqueros. Sin embargo, hoy los más de 40 niños que recibían clases en esta sede fueron trasladados a salones de la vereda.

Por el alto riesgo de desplome, en 2017 la Secretaría de Infraestructura Vial visitó la escuela y la encontró en un estado crítico, ya que las mareas más altas del año provocaron inundaciones al interior de la institución. Además, lograron constatar que la humedad generó grietas en las paredes y huecos en el piso. Por lo tanto, la entidad dio la orden de no usar la institución en esas condiciones.


Este es el estado actual de la escuela Manuel Caicedo, ubicada en la vereda La Plata. Foto Santiago Valencia.

Ese informe dio pie para que la comunidad le exigiera a la alcaldía de Buenaventura la construcción de una escuela nueva. Sin embargo, ahí empezó la odisea, pues llevan tres años reclamando y no han recibido ninguna respuesta.

“Desde agosto de 2017 le exigimos a la alcaldía de Buenaventura que se reparara la institución. Nunca respondieron. Luego, en 2018, realizamos un paro con los docentes y estudiantes, y para levantar ese paro, la alcaldía hizo un acuerdo con nosotros y nos aseguraron que nos iban a construir una nueva institución, pero hasta la fecha no se cumplió el acuerdo”, explica Santiago Valencia, líder del Consejo Comunitario de las Comunidades Negras de La Plata.

Frente a los incumplimientos, la comunidad instauró una tutela a la alcaldía de Buenaventura, y el 28 de marzo de este año, el juez municipal falló a favor de la comunidad. Además, el juez le dio 48 horas a la alcaldía para que le diera solución a la problemática. Sin embargo, según Valencia, la alcaldía tampoco acató la orden del juez.

“Por eso demandamos y el pasado 10 de abril de este año, el juez nuevamente falló a nuestro favor y le dio dos días a la Secretaría de Educación para que resuelva de fondo. Sin embargo, sabemos que no nos van a cumplir”, agrega Valencia.

Actualmente, los niños de primero hasta quinto grado están recibiendo sus clases en una casa de madera, que no tiene electricidad y tampoco alcantarillado. “Ante la inexistencia de una escuela, nos vimos obligados a adecuar algunos espacios del pueblo. Los más pequeños están es una casa de madera, y los de bachillerato fueron reubicados en el colegio de otra vereda”, expresó otro líder de la comunidad.

Y es que el problema de infraestructura educativa en el país, no es menor. En un informe que realizaron los municipios y departamentos en 2014, se encontró que las escuelas tienen, en promedio, entre 40 y 60 años. Además, que el 25,5% se encuentran en riesgo por inundaciones, 44,6% en riesgo de deslizamientos y al 87,2% le falta algún servicio público.

Así las cosas, según Maby Yineth Viera, alcaldesa de Buenaventura encargada desde diciembre de 2018, después de que el anterior alcalde fue llevado a la cárcel por presunta corrupción, «la Secretaría de Educación dispone de 1.000 millones de pesos para el proceso de construcción de la escuela Manuel Caicedo. Estamos tramitando una certificación de los recursos para constatar que sí tienemos la plata y así iniciar el proceso contactual. Nos comprometimos a que al 31 de diciembre de este año tenemos que tener lista la sede».

No obstante, mientras esto sucede, los niños de la Plata seguirán desertando de su escuela al ver que las condiciones para recibir clases no mejoran. Para Santiago Valencia lo que su comundiad le exige a la Alcaldía de Buenaventura es un derecho fundamental de los niños, especialmente para aquellos que viven en el abandono estatal en las zonas rurales del departamento.

Revista Semana

1 COMENTARIO

  1. Vee,, tan raro y esta gente no va a recibir miles de millones de pesos en estos meses por un proyecto REDD+,, o sera cuento? y si es así ,,entonces?

DEJE SU COMENTARIO

Por favor escriba su comentario
Por favor escriba su nombre aquí