Connect with us

Noticias de Colombia

Breve: fuerza pública lanzó Plan “Navidad Segura”

Published

on

Noticias de Colombia

La noche del pasado 8 de diciembre, Rona Siba, coordinadora del grupo “3D” – organización que busca proteger los derechos de los migrantes venezolanos en Puerto Carreño y que congrega alrededor de 3.000 extranjeros-, denuncio un presunto atropello por parte de la Policía Nacional contra varios venezolanos, incluyendo mujeres y niños, que se encontraban en el sector del puerto principal ejerciendo labores ambulantes de venta de café o por simplemente encontrarse en el lugar.

“Llegó la policía y me pidieron mi cédula de identidad, se las mostré y luego me montaron en la patrulla, me dijeron que era ilegal vender tintos y que esta actividad estaba prohibida. Me trajeron a la estación a las 5:00 de la tarde y ya son las 10:00 de la noche y aún no nos dicen nada”, relató a EL MORICHAL Johana Díaz, una venezolana que lleva dos años viviendo en Puerto Carreño y desde ese entonces trabaja en la venta de café o tintos ambulantes. “Mis hijas pequeñas están en la casa esperándome y no saben nada de mí, yo tenía que haber llegado hace rato”.

Para Rona Siba, la situación es compleja y el apoyo solicitado ante las autoridades de control migratorio no fue lo que esperaba. “Fui a Migración, nos dijeron que esa era una orden del alcalde porque el espacio del Puerto que lo iban a alumbrar, para que las familias compartieran en ese lugar de forma libre, ya que supuestamente los que están vendiendo ahí, en el Puerto, dan mala imagen a ese espacio y no pueden circular ningún vendedor venezolano”.

Durante la presentación del Plan Navidad por parte la Policía Nacional, el pasado 7 de diciembre, el alcalde de Puerto Carreño, Jair Beltrán, pidió a la policía apoyo para rescatar el puerto. “Hoy le pido mi coronel García que nos apoye porque queremos rescatar el puerto”, dijo el mandatario, quien momentos antes había manifestado que la migración y los indígenas hacen más compleja “la seguridad para nosotros”. Beltrán precisó que la zona del puerto, un “sitio emblemático, turístico, familiar”, se ha venido perdiendo. “Ya a uno no le da gusto venir a darse la vueltica como comúnmente la denominábamos… Queremos recuperar eso mi coronel”, dijo el mandatario, a la vez que anunció iluminación y embellecimiento para el lugar.

Las palabras del alcalde fueron interpretadas por la policía como una orden directa para recoger a los migrantes que deambulan por ese sector de la capital vichadense. Esa noche del pasado miércoles EL MORICHAL se trasladó hasta la estación de policía donde se encontraban alrededor de ocho venezolanos que habrían sido llevados, según les dijeron los uniformados a los extranjeros involucrados, para un reconocimiento de identidad. De manera extra oficial e informal, policías presentes en la estación indicaron que correspondía a una acción “para recuperar el puerto”.

“Fue un atropello en contra de los migrantes venezolanos. Esto es algo indignante porque está acción va en contra de los derechos humanos. Es injusto, es algo que no deberían hacer, porque solo estaban trabajando honradamente”, dijo la líder venezolana. “Como van a decir que somos algo feo que se ve en el puerto, solo por ser migrantes”.

Siba también denuncio que durante el operativo policial se llevaron a niños que se encontraban con sus mamás. “Tampoco deberían llevarse a la estación de policía a los niños que estaban con su mamá en el puerto, la policía sin medir palabras los montó y dijeron que iban detenidos por no tener el permiso”.

Otra de las afectadas, Leidemar Rodríguez, dijo a EL MORICHAL: “Yo llevo cuatro años acá y es primera vez que nos hacen esto, supuestamente la venta de tinto es prohibida… nosotras no estábamos haciendo nada malo, porque nos van a tratar así”.

Desde que ocurrió el hecho este medio de comunicación insistió en conocer la versión por parte de las autoridades de policía, sin embargo, al cierre de esta nota, no se obtuvo respuesta alguna.

EL MORICHAL en la estación de policía la noche del 8 de diciembre.

Siba considera que las las autoridades locales desconocen los mecanismos de protección migrante que ha venido impulsando el Gobierno nacional. “Quiero aclarar que los migrantes venezolanos radicados acá ya han gestionado ese permiso del Estatuto Temporal de Protección y estamos a la espera que Migración Colombia continúe ese proceso, por ende, todavía no lo han dado, solamente ya fue entregado a menores de 7 años de edad”.

“Le hago un llamado al director de Migración Colombia, señor Juan Francisco Espinosa para que le explique y de información a estas instituciones sobre qué está pasando realmente con el permiso del Estatuto Temporal de Protección al Migrante Venezolano ETPV, que les cuente en qué fase del proceso nos encontramos para que no nos atropellen”, dijo la representante de la colonia venezolana en Puerto Carreño.

“No queremos cacerías de migrantes o que nos deporten sin justa causa”, dijo Rona Siba.

Advertisement
Advertisement

Tendencias