Buenaventura en Linea
Nueva llamada a la acción

Cómo ser un equipo de alto rendimiento: Libros y roles


5 de noviembre
|
Por Juan Merodio

Si quieres cumplir objetivos de forma rápida y eficaz en tu empresa, apuesta por los equipos de alto rendimiento. Su organización, estructura y especialización hace que cada uno de sus miembros trabaje con una motivación y enfoque excelente.

Siempre que estén claros los objetivos a lograr, las tareas a desarrollar, las funciones a realizar y los roles a desempeñar, el equipo tendrá una productividad de alto nivel y, por tanto, tu negocio va a crecer.

Apostar por este tipo de metodologías no solo beneficia a la empresa, sino que también aporta ventajas a los miembros del mismo. Por ejemplo, generando mayor cohesión, compañerismo y colaboración entre ellos, para así aprovechar las posibilidades de crecimiento que la compañía ofrece.

¿Qué es un equipo de alto rendimiento?

Cuando hablamos de equipos de alto rendimiento, estamos haciendo referencia a auténticos equipos de élite dentro de una empresa que, por sus capacidades y compromiso con la misma, están preparados para alcanzar la excelencia en diferentes ámbitos del negocio.

Sus miembros muestran una aptitud notable para trabajar en equipo, asumir responsabilidades, resolver problemas, aportar soluciones… sin necesidad de que exista una figura que los supervise de forma precisa o aplicar el coaching de equipos.

Otro rasgo importante de los profesionales que forman estos equipos de alto rendimiento, es su compromiso con la empresa. La confianza y respeto entre ellos, el interés por ser mejores cada día y la gran disponibilidad ante el cambio.

Además son personas preparadas para afrontar cualquier tipo de reto y adaptarse a cualquier tipo de situación, pues se caracterizan por ser:

  • Multidisciplinares.
  • Autónomos.
  • Colaborativos.
  • Enfocados.
  • Eficaces.

¿Cómo ser un equipo de alto rendimiento?

Si tras conocer qué son los equipos de alto rendimiento, te estás preguntando cómo formar uno para tu empresa, te recomiendo que, antes de seleccionar a sus miembros, revises estos criterios:

  • Capacidad de trabajo en equipo:

Para este tipo de metodologías de trabajo, no es suficiente con elegir a los profesionales mejor preparados a nivel intelectual, sino que vas a necesitar a personas capaces de colaborar entre sí, complementarse, saber entenderse, aceptar críticas de los compañeros y avanzar por el bien común.

Cualquier síntoma de individualidad, jugará en contra de los resultados de los equipos de alto rendimiento.

  • Disponibilidad para reconocer errores, aprender y mejorar:

Todas las personas podemos equivocarnos en algún momento de nuestras vidas. Te recomiendo que no busques personas perfectas, sino que busques aquellas que aún habiendo cometido errores hayan sido capaces de reconocerlos, aprender de ellos y rectificar. E incluso se hayan esforzado por mejorar para que no vuelvan a ocurrir.

Uno de los factores de éxito que debes tener en cuenta a la hora de entender cómo ser un equipo de alto rendimiento es la especialización de sus miembros. Incluir personas con diferentes ámbitos de especialización hará que el grupo se enriquezca y que cuente con diferentes puntos de vista para dar la mejor respuesta posible. No obstante, lo ideal es que los conocimientos se compartan, así el equipo crecerá unido.

  • Capacidad de cumplir expectativas:

Para ello, lo primero de todo es dejar claro cuáles son las expectativas que se les está exigiendo a estos equipos. Así como el calendario de trabajo con el que van a tener que cumplir. Ambos conceptos deben ser consensuados entre sus miembros y debe existir la posibilidad de debatirlos con la empresa en caso de desacuerdo.

Por último, fíjate bien en el nivel de compromiso con la empresa y con su trabajo de cada uno de los profesionales que van a formar parte del equipo de alto rendimiento. Esto hará que trabajen motivados, den más de ellos mismos y tengan una visión más clara del objetivo a cumplir.

Roles de un equipo de alto rendimiento

Antes de pasar a definir los roles de un equipo de alto rendimiento, quiero presentarte al investigador que los identificó. Se trata de Meredith Belbin, quien desarrolló una de las teorías más relevantes en el ámbito de la psicología y que, hoy día sigue teniendo una gran repercusión en la forma de ejecutar el trabajo en equipo.

Dicho esto, existen 9 roles que deben estar presentes en cualquier equipo de alto rendimiento:

  • Investigador. Siempre busca oportunidades en torno a los objetivos marcados y genera contactos que puedan sumar al logro de los mismos. Suele tener alta capacidad comunicativa y ser una persona extrovertida.
  • Cohesionador. Este profesional es aquel que está atento a cualquier conflicto que pueda surgir entre los miembros y pone solución escuchando a ambas partes. Se muestra siempre dispuesto a cooperar y actúa de manera diplomática.
  • Coordinador. Es el que ayuda a aterrizar las metas marcadas por la empresa y contribuye a la asignación de tareas de forma eficaz. Su mayor cualidad es que es una persona segura de sí misma y capaz de identificar el talento de cada uno.
  • Cerebro. Se trata de la persona de la que salen la mayoría de ideas que se proponen en el grupo. Es experto en resolver problemas complicados. Y destaca por su creatividad.
  • Evaluador. Este es el que tiene un perfil más serio y estratega de todo el grupo. Recoge todas las opciones disponibles y las valora con exactitud para analizar pros y contras y proponer el mejor camino.
  • Especialista. Dentro de los equipos de alto rendimiento siempre hay un rol que es el que está más entregado y aporta conocimientos más específicos. Este es el especialista. Normalmente una persona independiente, que no individualista y con intereses estrictos.
  • Impulsor. La persona que más iniciativa y proactividad muestra en cualquier situación que se pueda presentar es el impulsor. Se caracteriza por ser dinámico, afrontar retos y trabajar sin problema bajo presión.
  • Implementador. En este caso, hablamos de un profesional que es capaz de transformar una idea en un plan de acción que debe ejecutar todo el equipo. Es práctico, eficiente y una persona de gran confianza.
  • Finalizador. El último de los roles de los equipos de alto rendimiento es el finalizador. Un profesional enfocado en detectar errores, pulir y perfeccionar los detalles que goza de esmero y concienciación.

Libros sobre equipos de alto rendimiento

Una de las mejores formas de crear equipos de alto rendimiento es investigando y leyendo información sobre este asunto. En esta línea, me gustaría recomendarte algunas de las publicaciones que más van a influir en tu empresa.

Se trata de una serie de libros sobre equipos de alto rendimiento que han marcado un antes y un después en muchas compañías.

  • Juntos: Los secretos de los equipos de alto rendimiento. De César Piqueras
  • Equipos de alto rendimiento de J.V. Venable
  • Los 7 hábitos hábitos de la gente altamente efectiva. De Stephen R. Corvey

Como recomendación última te diría que mires de cerca a tus posibles candidatos para formar este tipo de equipos, hagas una buena selección y deposites en ellos la confianza que necesitan para desarrollar su trabajo.

Si buscas la excelencia en tu empresa, invertir en talento y en crear el mejor equipo es una de las claves que te ayudarán a conseguirlo.

Compartir >>

Fuente de la Noticia

Síguenos

Para que no te pierdas nada de nada.

%d bloggers like this: