Conecte con nosotros

Noticias de Colombia

Con falsa convocatoria de vivienda estarían estafando en Villavicencio

Publicado

en

Noticias de Colombia

Los intoxicados con sustancias psicoactivas se incrementaron en Villavicencio.

Por Natalia Chipatecua

El uso y abuso de drogas aumentó en Villavicencio, afectando en especial a los más jóvenes. El daño asociado al uso de sustancias psicoactivas, a corto o largo plazo, implica un riesgo latente frente a consecuencias adversas como trastornos de dependencia, enfermedades de salud mental y un deterioro inminente de la vida social, personal, laboral y profesional de quienes recurren a ellas.

Para los expertos, el panorama expone una realidad desalentadora que enciende las alarmas para fijar interés sobre los factores que inciden en el consumo desmedido, en su mayoría por jóvenes.

“Ahora desde muy temprana edad los jóvenes empiezan a consumir. Tenemos un grave problema de consumo no solo de marihuana y ‘perico’, sino de un sinfín de sustancias químicas como el tusi, por ejemplo, que son de fácil acceso. El tusi es una cocaína sintética que infortunadamente muchos jóvenes incluso la están haciendo en sus mismas casas, y salen a distribuirlo y a venderlo, sin ningún control químico, con muchísimo más riesgo”, sostuvo Elkin Zapata, concejal de Villavicencio y precursor de la Casa del Alfarero, que se dedicado durante años a la rehabilitación de drogadictos.

Le sugerimos: Casos de intoxicación por sustancias psicoactivas presentaron un aumento del 45%

De acuerdo con las cifras del reporte epidemiológico, en lo corrido del 2021 se evidencia un incremento del 45 por ciento con respecto al mismo periodo de tiempo en el año 2020. Estas cifras también indican que, mientras el año anterior se registraron 55 casos, en lo corrido del 2021 van 80.

Dentro de los 15 casos de intoxicaciones presentados, se evidenció que 11 fueron por conductas adictivas con drogas conocidas como la marihuana, el bazuco, la cocaína, el perico, LSD, alcohol y anfetaminas; estas de fácil acceso en bares, discotecas y parques.

El hecho de que hoy los jóvenes ingieran cualquier tipo de sustancias a muy temprana edad, se considera un problema todavía mayor, pues aumenta las posibilidades de llegar a situaciones extremas.

De acuerdo con los resultados del tercer estudio desarrollado por la Corporación Nuevos Rumbos, Villavicencio es la ciudad donde hay menor número de adolescentes que se han embriago; sin embargo, en Colombia, los menores de edad empiezan a consumir alcohol a una edad promedio de 13 años.

Lea: Inmunidad covid-19 se alcanzará con personas de 3 a 29 años

El 40% de los menores de edad en Colombia siguen expuestos al consumo de alcohol, 60% de ellos afirman que es fácil acceder a estos productos y 70% de los jóvenes lo consumen en presencia de sus padres.

“La marihuana y el alcohol son drogas que parecen leves a comparación de otras, pero sí son muy fuertes; la marihuana causa problemas de personalidad. Hoy las ciudades están llenas de clínicas psiquiátricas, donde la mayoría de sus pacientes son jóvenes con problemas de esquizofrenia producida por el consumo de marihuana y, además, en nuestra cultura, el consumir marihuana o alcohol los vuelve muy vulnerables frente a otras sustancias y eso hace que cada día agrave la situación”, afirmó Zapata.

La facilidad en el acceso a estas sustancias ha fomentado que el aumento se propague en sitos de expedido de fácil acceso.

“Frente a la percepción que se ha hecho de estudios formales, a través del Ministerio de Salud, los jóvenes conocen los mecanismos y los sitios de expendio más fácil que los adultos, porque esos sitios buscan sus estrategias para acercarse a los jóvenes como un potencial enganche para el consumo, en universidades y colegios”, sostuvo Deisy Patricia Sarasola, psicóloga y referente de la dimensión de Convivencia Social de Salud Mental de Villavicencio.

También lea: En diciembre empezarán con el cerramiento del puente Galán – La Azotea

Añade que: “en la parte experimental pueden ir escalando a sustancias que les genere mayor adrenalina, y eso hace también que aumenten su consumo y por lo tanto el riesgo de intoxicación”.

Los efectos debido al uso de droga tienen considerables repercusiones en los sistemas asistenciales, la carga para la salud recae de forma desproporcionada en regiones o países donde no existe o no son asequibles los programas de tratamiento y prevención.

“Cuando hay aumento de los intoxicados y más con la temporada decembrina donde hay mayor exposición y riesgo de las personas consumidoras, de sustancias como el alcohol, entonces también va a haber un mayor riesgo de que se intoxiquen y se impacten los sistemas de salud”, dijo la epidemióloga de la Secretaría de Salud de Villavicencio, Alexis Ruiz.

Un problema que no distingue genero

Mayoritariamente, y según el informe epidemiológico, con un porcentaje de 76,3 por ciento de los casos presentados, los hombres se ven más afectados que las mujeres, quienes reportaron un 23,7 por ciento.

Sin embargo, Deisy Patricia Sarasola, psicóloga y referente de la dimensión de Convivencia Social de la Salud Mental de la secretaría de Salud municipal: “los estudios han demostrado que no hay una gran diferencia en el consumo de alguna sustancia entre hombres y mujeres” y que, “en nuestra sociedad a nivel de consumos, el hombre tiende a demostrar su virilidad, su fortaleza y su capacidad de gestionar las dificultades, muchas veces por no dejarse opacar por su grupo de amigos, y acceden”.

El concejal Elkin Zapata, añadió que “hace 20 años por cada 20 hombres adictos, se encontraba una mujer, hoy las condiciones han cambiado y el aumento de la mujer consumidora también es grande. Lo que sucede muchas veces es que las mujeres consumen drogas no tan agresivas, hay menos mujeres consumiendo drogas fuertes”.

Aunque debido al aislamiento durante la pandemia en donde los jóvenes ya no estaban expuestos, Sarasola mencionó que las problemáticas derivadas del aislamiento, sí generaron en los consumidores una inclinación mayor hacia estas sustancias.

“El consumo pudo disminuir, pero en la parte mental sí se vieron mayores efectos como en la ansiedad, trastornos por estrés, mayor número de situaciones de violencia porque no sabemos seccionar nuestras emociones frente a la resolución de conflictos; perdidas laborales y el encierro generó que los consumidores sintieran más la necesidad de recurrir a las sustancias psicoactivas, como un escape a la realidad, que repercute negativamente en la salud mental”, indicó la psicóloga de la Universidad Santo Tomás

Entérese de toda la información a través del Fan Page de Periódico del Meta

Periódico del Meta en Twitter

Tendencias