in

Conoce el balance del día sin carro en Colombia

Conoce el balance del día sin carro en Colombia | Noticias de Buenaventura, Colombia y el Mundo

El 1 de febrero se organizó la primera jornada de día sin carro en Bogotá de 2024. Los carros y motos particulares no pudieron circular por la ciudad entre las 5:00 a.m. y las 9:00 p.m. El objetivo de la iniciativa era mejorar la calidad del aire que, además, este año se vio afectada por los diferentes incendios durante la ola de calor.

Si tienes planes para salir durante las jornadas de día sin carro, no te preocupes: el transporte público estará funcionando. Además, se activan muchos puntos de ciclorrutas en la ciudad. También puedes optar por hacer planes en casa. En lugar de salir al cine, a un bar o al casino, puedes ver alguna serie en Netflix, pedir algo y jugar en los casinos online Colombia. Otra buena idea es aprovechar el día para salir a caminar o hacer deporte luego del trabajo. 

¿Cómo comenzó el día sin carro?

Las primeras jornadas del día sin carro en el mundo comienzan en 1994, específicamente en los países del norte. La Comisión Europea oficializó el plan como una medida para mitigar los daños en el medio ambiente. En Bogotá empieza luego de la consulta del 29 de octubre del 2000, que con el decreto 1098 prohibía la circulación de carros u otros vehículos automotores el primer jueves de cada febrero. La propuesta contó con un 63,19 % de aprobación en las urnas y comenzó a aplicarse durante la alcaldía de Enrique Peñalosa.

Después comenzó a ponerse en práctica en otras ciudades del país. Con la medición de la calidad del aire, las alcaldías decidieron dejar más días sin carro durante el año para cuidar la salud de los ciudadanos. Estos eran los vehículos que tenían permiso para movilizarse por la ciudad el 1 de febrero:

  • Carros y motos eléctricos o de cero emisiones
  • Vehículos de transporte escolar
  • Vehículos de transporte público
  • Vehículos para personas con discapacidad
  • Motocicletas de mensajería y domicilios
  • Cualquier medio de transporte usado para servicios públicos domiciliarios
  • Motos de vigilancia o para trabajadores de seguridad privada
  • Vehículos con capacidad para más de diez personas
  • Vehículos de emergencia
  • Carrozas fúnebres
  • Carros y vehículos para el control de tráfico en la ciudad
  • Transporte de valores
  • Caravana presidencial
  • Transporte para autoridades, militares, miembros de la Policía Nacional, de Organismos de Seguridad del Estado y el CTI seccional Bogotá.
  • Carros asociados a servicios diplomáticos o consulares.
  • Carros y motos en los esquemas de la Unidad Nacional de Protección.
  • Vehículos dedicados al control operacional y mantenimiento de los buses del SITP.

Impacto ambiental

El propósito del día sin carro es disminuir las emisiones de dióxido de carbono en la ciudad. Ahora, que los niveles de calidad del aire se han visto afectados, es todavía más importante hacerlo por la salud de los ciudadanos. Recordemos que la concentración de partículas tóxicas puede limitar la circulación de personas en espacios abiertos o controlar la forma en que lo hacen, pues lo recomendable es que, si los niveles de contaminación son altos, usen tapabocas y traten de no hacer ejercicios o actividades afuera. 

Los especialistas calculan que, durante el día sin carro, se dejan de producir más de 5000 toneladas de dióxido de carbono, lo que se traduce en más de la mitad del porcentaje de emisiones de material particulado. Para medir los niveles, las alcaldías usan sensores en varios puntos de la ciudad. 

Otra ventaja del día sin carro es que disminuye la contaminación visual y auditiva, así como los problemas de la movilidad, que son reconocidos como causas de estrés en la vida de las grandes ciudades. 

Impacto económico

En este punto hay un debate entre dos posturas. Fenalco y otras organizaciones han señalado que las jornadas de día sin carro afectan en más de un 50 % las ventas en los sectores comerciales. Y es que, aparte de que las personas no se mueven por la ciudad como en un día normal, el transporte de algunas mercancías también puede tener obstáculos. 

Sin embargo, como el día sin carro promueve otras actividades al aire libre, también incentiva el comercio en barrios y alrededor de las ciclorrutas dispuestas para el transporte de las personas. Otro sector que se ve beneficiado es el del transporte público, pues las personas piden más taxis o usan los buses.

Percepción y participación ciudadana

En la jornada del 1 de febrero de 2024, las cifras dijeron que en Bogotá dejaron de circular más de un millón de carros y unas 400.000 motos. Además, durante la mañana, había más de 20.000 peatones y más de 210.000 ciclistas. El uso del Transmilenio también aumentó considerablemente, pues hubo congestión en los portales principales: Norte, Suba y Américas.

Por un lado, las personas que decidieron tomar alternativas más ecológicas para moverse, como la bicicleta o las caminatas, reportaron beneficios de la jornada. Hubo una mejor movilidad por la falta de trancones. Y tan sólo se hicieron unas pocas quejas por la falta de oferta en transporte público. 

Otra de las ventajas de la jornada fueron las actividades culturales y recreativas, pues se programaron bici recorridos para crear conciencia sobre la ocupación del espacio público, meditaciones en algunos puntos de la ciudad, batucadas de mujeres, y performances con música y poesía que involucraron a los transeúntes. En el Museo Nacional se presentó una intervención filarmónica, y en algunos puntos del espacio público se divulgó información sobre la jornada.

Un día sin carro para mejorar la calidad del aire

Medidas como el día sin carro se vuelven un alivio para el planeta, sobre todo, ahora en medio de la crisis ambiental y de la ola de calor. Además de la calidad del aire, también mejora la de los ciudadanos, pues estos no tienen que enfrentarse a trancones o a las consecuencias que trae el material particulado a la salud. Este es uno de los puntos más importantes, porque se han reportado cifras por causa de enfermedades respiratorias.

Es probable que, luego de los resultados de este 1 de febrero, se programen más jornadas sin carro en el 2024. El objetivo es incentivar el uso de medios sostenibles para la movilidad, que además podrían traer otros beneficios para la salud física y mental de los ciudadanos.  

Al parecer, la comunidad del barrio San Carlos de Pasto, por el cansancio por la inseguridad, quemaron el cambuche.

Quemaron cambuche de habitantes de calle en el barrio San Carlos de Pasto

Rubén Blades defendió a Nayib Bukele tras reelección en El Salvador

Rubén Blades defendió a Nayib Bukele tras reelección en El Salvador