Home Política Continúa polémica por nombramiento de Álvaro Moisés Ninco como embajador en México

Continúa polémica por nombramiento de Álvaro Moisés Ninco como embajador en México

por Redacción BL
0 comentario
Continúa polémica por nombramiento de Álvaro Moisés Ninco como embajador en México

“No sé si el presidente Gustavo Petro está asumiendo que una embajada es como la portería de una casa, donde se coloca cualquier fulano para que la cuide, o considera que una embajada es simplemente un lugar donde van a vivir sabroso y a pasarla bueno, y no un lugar que requiere de conocimientos, que necesita tener una agenda específica para afianzar las relaciones con ese país, donde hay que tutelar a los colombianos residentes en él; donde hay que mejorar las relaciones económicas y comerciales”.

Con esas palabras se refirió Astrid Camelo, directora y fundadora de la firma ¡Yo quiero ser diplomático!, al nombramiento de Álvaro Moisés Ninco Daza como nuevo embajador de Colombia en México, sumándose a las críticas que se han escuchado, porque, se asegura, el ahora diplomático no cuenta con la experiencia y la preparación necesarias para ejercer dicho cargo.

Le puede interesar: ¿Ordinaria o estatutaria? La otra polémica de la reforma a la salud

Según Camelo, solo “le avalan el nombramiento porque participó en un Modelo de la Organización de Naciones Unidas, que es una simulación que se hace desde el colegio y carece de todo tipo de títulos”.

De acuerdo con su hoja de vida, Ninco Daza solo ha cursado nueve semestres del pregrado de política y relaciones internacionales, lo que ha causado gran revuelo mayormente en la Unión de Funcionarios de Carrera Diplomática y Consular (Unidiplo), que ha revelado que: “El manual de funciones de la Cancillería establece como requisitos para ocupar el cargo de embajador tener título profesional, título de posgrado y experiencia profesional relacionada. Ninguno de estos requisitos se cumple en este caso”.

La directora de ese gremio también afirmó que ese tipo de nombramientos solo hacen quedar al país como el ‘hazme reír’ de la diplomacia a nivel internacional y que están careciendo de visión en cuanto a la complejidad de lo que implica un nombramiento.

Por su parte, el exalcalde de Bogotá y excandidato presidencial Enrique Peñalosa arremetió por medio de Twitter contra Álvaro Moisés Ninco: “Tenía un formidable logro en su hoja de vida: director de redes (de calumnias) en la campaña para la revocatoria de Enrique Peñalosa”.

Le puede interesar: Presidente Petro aprobó programa de Renta Ciudadana para familias más vulnerables

Por la misma red social, el pasado 7 de febrero la Unidiplo reveló: “Hemos tenido la triste obligación de demandar 22 nombramientos que no cumplen con dichos requisitos desde el mes de octubre, a pesar de las promesas hechas al pueblo colombiano por @petrogustavo y @AlvaroLeyva”.

En esa misma línea, David Racero, presidente de la Cámara de Representantes, por medio de una carta al canciller Álvaro Leyva, ya había expresado su preocupación frente a la conformación que se estaba haciendo del cuerpo diplomático y después reclamó desde su cuenta de Twitter: “Hace más de un mes envié requerimiento a @CancilleriaCol sobre preocupación en nombramientos. Y no he obtenido respuesta. Hay un compromiso de campaña que se debe cumplir. He canalizado mi inconformismo por vía institucional, pero ante silencio manifiesto públicamente descontento”.

Le puede interesar: El duro mensaje de María Fernanda Cabal al Gobierno en medio de las marchas en Cali

Y agregó: “Aún hay tiempo de corregir. Se puede avanzar en la profesionalización de la carrera diplomática, llevándola a un 50 % como mínimo. De esta manera, se puede consolidar una política de Estado a nivel internacional de manera sería y estratégica”.

En la misiva, que acompañó el trino, el congresista aseguró que “el Gobierno pasado empezó con un 22 % de embajadores nombrados de carrera diplomática y terminó con un 30 %, un aumento pírrico que muestra el bajo compromiso del Gobierno Duque con el servicio” e insistió en que “un avance al 50% de nombramientos de embajadores de carrera diplomática sería un mensaje importante y contundente hacia el país de nuestro compromiso con el cambio y, sobre todo, con nuestros compatriotas que, a nivel mundial, exigen un servicio consular y diplomático en función de la gente”.

Finalmente, Astrid Camelo señaló: “Si queremos tener una diplomacia seria, hay que empezar a asumir este rol con seriedad, con coherencia, con premura, y con toda la seriedad del caso, para elegir gente que realmente encarne lo que el Gobierno quiere pero que sea la cara de Colombia”.

Fuente de la Noticia

You may also like

Noticias de Buenaventura y el mundo

2024 – All Right Reserved. [email protected]