in

Coronavirus: Las sesiones virtuales salvaron los periodos del Congreso en Colombia – Congreso – Política

El congresista al que le toca sesionar desde la estación de Policía - Congreso - Política


La ‘nueva normalidad’ llevó al Congreso a sesionar este año de una forma inédita: las sesiones virtuales o mixtas, en las que unos pocos legisladores iban presencialmente al Capitolio Nacional, mientras la mayoría se conectaban por una plataforma.

Aunque la asistencia y participación de los congresistas aumentó – el quorum fue cercano al 90 por ciento, algo que poco se había visto antes–, las sesiones virtuales del Congreso dejan un balance agridulce respecto al trabajo legislativo y al control político.

(Le puede interesar: El claroscuro político de las sesiones virtuales del Congreso)

Esta modalidad permitió que el Congreso sesionara prácticamente de lunes a jueves, algo llamativo si se tiene en cuenta que normalmente el parlamento colombiano solo citaba los martes y miércoles. Esto permitió aprobar temas claves como la ley de vacunas, la reforma de las regalías, la ley de emprendimiento. Sin embargo, se hundieron la mayoría de las reformas constitucionales, como la que recortaba las vacaciones de los congresistas.

También, en medio de la virtualidad, languideció el control político. Prueba de ello fue que hace una semana al debate que se tenía citado en la Cámara sobre la libertad de expresión no asistió ninguno de los cinco ministros citados. No obstante, más allá de los defectos propios de esta modalidad, el uso de plataformas digitales salvó el trabajo del Congreso que, en medio de críticas, deja a los colombianos nuevas leyes claves para la reactivación económica.

(Además: Congresistas proponen eliminar la paridad de género en la política)

Pandemia le impuso la hoja de ruta a Duque

La pandemia le marcó la agenda del presidente Duque durante este 2020. Desde marzo la gran mayoría de sus decisiones y actuaciones han estado enmarcadas alrededor del covid-19.

Antes de la pandemia, el presidente Duque centraba su gestión en tres pilares: la legalidad, la equidad y el emprendimiento. Entre otros asuntos estaba liderando el cerco diplomático contra el presidente Nicolás Maduro e insistía en modificar la JEP. Pero sus prioridades de gobierno cambiaron y entre otros temas, habla de aislamiento selectivo, vacunas y reactivación económica.

Es más, montó un programa en la televisión diario, que si bien al comienzo se convirtió en epicentro de la atención nacional, con el paso de los días su audiencia ha bajando.

(Además: Los proyectos vitales en la maratón legislativa de este fin de año)

El cambio de camiseta de los congresistas

Una de las debilidades de nuestra democracia se hizo evidente este 2020: la facilidad que tienen los líderes políticos para cambiarse la camiseta y marcharse del equipo para asombro de sus electores. Por diferentes circunstancias, los senadores Roy Barreras y Armando Benedetti salieron del partido de ‘la U’; Jorge Enrique Robledo se escindió del Polo; Jhonatan Tamayo –conocido como Manguito- se hizo expulsar de la Alianza Social Indígena (ASI) y Rodrigo Lara anunció su retiro de Cambio Radical. ¿Qué pensará un ciudadano que en elecciones se toma el trabajo de mirar la hoja de vida de su candidato, estudiar su programa, ver su colectividad, para que a la vuelta de la esquina el elegido le dé un portazo y se marche a jugar en otro escenario?

Juan Manuel Santos volvió a opinar

El expresidente de la República Juan Manuel Santos rompió en este 2020 la promesa que había hecho de guardar silencio para no perturbar a su sucesor Iván Duque. Este año, el exmandatario dio entrevistas, participó en foros, estuvo muy activo a través de las plataforma Zoom para defender principalmente el acuerdo de paz firmado durante su gobierno y la guerrilla de las Farc, que dio origen al actual partido político del mismo nombre: “¿El compromiso asumido por el Gobierno de implementar el Acuerdo se ha cumplido?”, se le preguntó al premio Nobel. “Le respondo lo más amable posible: puede y debe hacer mucho más. Las palabras bonitas deben convertirse en acciones concretas y con la financiación adecuada”, fue una de sus sonoras respuestas.

(Le recomendamos leer: ¿Por qué se hundió proyecto que recortaba vacaciones a congresistas?)

El ministerio que opacó a los pesos pesados

En la tradición política colombiana, los presidentes tenían tres escudos para blindar sus gobiernos: los ministerios del Interior, Defensa y Relaciones Exteriores. De hecho, en el papel aún sigue siendo así. De ahí que estas carteras sean ocupadas por dirigentes con amplia trayectoria en la vida pública y con nexos de confianza con el expresidente Álvaro Uribe, mentor del presidente Duque. Alicia Arango, Carlos Holmes Trujillo y Claudia Blum, en otras circunstancias, serían las figuras del gabinete. Con la pandemia, ese brillo se lo llevó el ministro de Salud, Fernando Ruiz Gómez, un médico que desde las horas siguientes a su posesión ha debido trabajar sin descanso y ha tenido que acompañar al jefe del Estado en la toma de decisiones más trascendentales.

La cruel persecución al partido político Farc

Este año, cuando se cumplieron cuatro años del acuerdo de paz con las Farc, fueron noticia constante los ataques a excombatientes que venían adelantando su proceso de reincorporación a la sociedad. El asesinato de 244 desmovilizados que se acogieron al Acuerdo de Paz se convierte en uno los retos mas difíciles para el Gobierno y para la sociedad colombiana. Es además una señal de alerta para evitar que se dé paso a un exterminio como el registrado con los integrantes de la Unión Patriótica (UP). El presidente Iván Duque ha insistido en el compromiso del Estado con la seguridad de los excombatientes, sus familias y los miembros del partido Farc que a finales de octubre caminaron desde Meta a Bogotá pidiendo respeto por sus vidas.

(Además: Los puntos claves de la nueva ley de vacunas)

Pacho Santos no se fue y no se irá

A comienzos de este año, el embajador de Colombia en Washington, Francisco Santos Calderón, tenía un pie fuera de la delegación diplomática. De hecho, había renunciado tras la explosiva grabación en la que, entre otras cosas, dijo: “Aquí, el Departamento de Estado, que era importantísimo, está destruido. No existe (…) Antes uno sabía cómo funcionaba esto, pero la entrada era siempre el Departamento de Estado. Y uno sabía que esto era predecible, que esto iba así. Hoy en día, eso se acabó”. Con la llegada de la pandemia, Santos siguió y al finalizar este 2020 el presidente Duque lo felicita. “Estoy muy contento con la labor que ha desempeñado el embajador Santos. Es una persona comprometida y trabajadora”, dijo Duque.

¿Quién quiere ser Presidente?

Uno de los rasgos de la cultura política nacional es la de andar en permanente búsqueda de una figura que ocupe la silla presidencial, incluso cuando el elegido ni siquiera ha terminando de posesionarse. A dos años de las elecciones, algunos centros de estudios políticos ya cifran en 25 los precandidatos. Algunos declarados como Gustavo Petro, Sergio Fajardo, Jorge Enrique Robledo, Francia Márquez, Alexander López, Camilo Romero, Rodolfo Hernández, Federico Gutiérrez, entre otros; y unos más que posiblemente están listos, pero no pueden decirlo porque forman parte del Gobierno, como la vicepresidenta Marta Lucía Ramírez o el ministro de Defensa, Carlos Holmes Trujillo. Es decir, hay candidatos para todos los gustos.

(También: ¿Qué significa separación de Robledo y Fajardo para campaña de 2022?)

El año difícil de la Vicepresidenta

La vicepresidenta Marta Lucía Ramírez tuvo en este 2020 un año complejo. Se conoció que ella pagó 23 años atrás una fianza en EE. UU. para liberar a su hermano, Bernardo Ramírez, acusado por delitos vinculados al narcotráfico. También su marido, Álvaro Rincón, fue protagonista de un informe de la fundación Insight Crime al vincular a una constructora de su propiedad con un terreno de Guillermo León Acevedo, señalado de supuestos nexos con narcos. Rincón ha dicho que en ese momento (2006) ninguna autoridad tenía a Acevedo bajo sospechas. La ‘vice’, incluso, creó una página web para defenderse de los señalamientos y resolver dudas. Finalizó el año más tranquila y se le menciona como aspirante presidencial.

También le puede interesar:

– La mayoría de colombianos deberá esperar hasta 2022 para vacunarse

– Revelan que Duque realizaría entrevistas en 2021

– Colombia asumió la presidencia de la Alianza del Pacífico

POLÍTICA

Fuente de la noticia

Report

Te gusto la publicación?

32 Points
Upvote
Portada del día

La tecnología reinventó el mercado, adaptarse es clave para mantenerse vigente

El racismo en el fútbol y sus luchas después del incidente a Pierre Webó - Fútbol Internacional - Deportes

El racismo en el fútbol y sus luchas después del incidente a Pierre Webó – Fútbol Internacional – Deportes